La mayoría de las personas desplazadas a causa de las lluvias, 3.774, se refugió en casas de familiares y amigos. Ante el desplazamiento del fenómeno natural, 26 provincias permanecen en situación de alerta roja, la máxima, y las seis restantes en alerta amarilla.

Imagen
© ONSA
La Tormenta Tropical Emily amenaza al caribe
Un total de 5.013 personas fueron evacuadas de sus casas ante las lluvias registradas en la República Dominicana al paso de la tormenta tropical "Emily", que también afecta a Haití, donde hoy se registraron precipitaciones de intensidad variable.

El Centro de Operaciones de Emergencia (CEO) de la República Dominicana indicó en un boletín que la tormenta se desplaza "con un movimiento muy lento" y se ubica en las proximidades de Isla Beata, situada en el punto más al sur de la nación.

"El país está totalmente nublado y está recibiendo lluvias intensas de manera ocasional. Según reportes, las lluvias más fuertes se han estado concentrando desde la vertiente sur de la Cordillera Central hasta la llanura costera del Caribe y el suroeste", señaló el organismo.

Ante esta situación, 26 provincias permanecen en situación de alerta roja, la máxima, y las seis restantes en alerta amarilla.

La mayoría de las personas desplazadas a causa de las lluvias, 3.774, se refugió en casas de familiares y amigos.

Además, cinco comunidades quedaron incomunicadas en la provincia de San Pedro de Macoris (este), por la crecida del río Soco; tres en la de Azua (suroeste) por el hundimiento de un puente y otra más en Monseñor Nouel (centro) debido al desbordamiento del río Masipedro.

Las autoridades dominicanas, como medida preventiva, ordenaron evacuaciones en los poblados situados aguas abajo de las presas de Sabana Yegua, Sabaneta y Valdesia, en la región suroeste.

Un total de once llegadas de vuelos a Santo Domingo y ocho salidas desde la capital dominicana fueron canceladas debido a la tormenta.

En el vecino Haití, que permanece en situación de alerta roja, los efectos de "Emily" también se dejaron sentir con precipitaciones de intensidad variable, más probables en la región suroeste.

Las autoridades ordenaron también el cese de los vuelos internos y cancelaron un vuelo procedente de Miami y dos de Santo Domingo, además de anular dos salidas con destino a la capital dominicana, informó el portal Haití Libre.

Los departamentos que podrían ser más afectados son el Sur, el Sureste, Grand-Anse, Nippes (Sur Oeste) y el Oeste, donde se encuentra la capital, Puerto Príncipe.

La situación es especialmente delicada en esta ciudad y en algunas de los alrededores, donde cerca de 700.000 personas viven en campamentos, bajo carpas y tiendas de campaña, desde que perdieron sus casas en el terremoto de enero de 2010.