Imagen
© Ap / Weather underground
Tormenta tropical Gert ubicada a 443 kilómetros (275 millas) al sureste de Bermuda el 14 de agosto de 2011.
La tormenta tropical Gert se fortaleció en el Atlantico el domingo por la tarde y avanzaba hacia Bermuda, un territorio británico que tiene amplia experiencia en estos fenómenos meteorológicos.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos dijo que se emitió una advertencia de tormenta tropical para Bermuda, aunque el ojo de Gert aún estaba a 345 kilómetros (215 millas) del aislado archipiélago, ubicado a 933 kilómetros (580 millas) al este de Cabo Hatteras en Carolina del Norte.

Gert, la séptima tormenta tropical de la temporada de huracanes del Atlántico, se desplazaba con rumbo norte-noroeste a unos 13 kilómetros por hora (ocho millas por hora) con vientos sostenidos máximos de 75 kph (45 mph). Podría fortalecerse mientras avanza hacia Bermuda.

Aunque los meteorólogos pronosticaron que el centro de Gert podría llegar al archipiélago para el domingo por la noche o las primeras horas del lunes, se espera que permanezca lejos de la costa oriental de Estados Unidos.

Un especialista del Servicio Meteorológico de Bermuda dijo que se espera que la tormenta pase al este de las islas entre la mañana y la tarde del lunes. "Nos estamos preparando para una noche de vientos y quizás algunas lluvias, pero creo que saldremos bien de esto", aseguró el meteorólogo Jeff Torgerson desde Bermuda.

Algunos habitantes instalaron contraventanas para tormentas, jalaron sus buques a las playas o aseguraron sus amarras. Pero la mayoría de los isleños no estaban muy preocupados, pues las preparaciones para las tormentas son algo de rutina aquí. "Ahora es un bebé. Estamos atentos a ella, pero la gente aquí no se alborota por tormentas de este tamaño", dijo Francis Mahoney de Bermuda Yacht Services, un proveedor de servicios de emergencia en el mar.

Más abajo de Gert, un sistema de baja presión ubicado a unos 684 kilometros (425 millas) al norte-noreste de las Islas de Barlovento está generando algunas tormentas. Los meteorólogos estadounidenses dijeron el domingo por la tarde que este sistema tiene un 30% de posibilidades de convertirse en un ciclón tropical durante los próximos dos días. Se desplaza en dirección oeste-noroeste a unos 24 kph (15 mph), de acuerdo con el Centro de Huracanes.