La medida permitirá que millones de personas en el país puedan seguir sometiéndose a pruebas, vacunas y tratamientos.
PCR Test
© EFE
La extensión de la emergencia coincide con la actual transmisibilidad de la subvariante XBB.1.5 de Ómicron, principalmente en el noreste de EE.UU.
El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, siglas en inglés) de Estados Unidos (EE.UU.) extendió este miércoles la emergencia de salud pública por la pandemia de la Covid-19.

El secretario del HHS, Xavier Becerra, renovó la extensión de la emergencia de salud, como resultado de las continuas consecuencias de la pandemia de la enfermedad que produce el SARS-CoV-2, a partir del 11 de enero.


Por medio de un comunicado, Becerra subrayó que la decisión se tomó tras consultar a los funcionarios de salud pública según se hizo necesario, lo que permitirá que millones de estadounidenses puedan seguir sometiéndose a pruebas, vacunas y tratamientos.

La emergencia fue declarada por primera vez el 27 de enero del 2020, cuando empezó la pandemia del coronavirus, y ha sido renovada cada trimestre desde entonces. La norma anterior había sido aprobada el pasado 13 de octubre de 2022 e iba a vencer esta semana.


La extensión de la emergencia coincide con la actual transmisibilidad de la subvariante XBB.1.5 de Ómicron, principalmente en el noreste de EE.UU., presente en más del 70 por ciento de los casos positivos, y en el 28 por ciento en el resto de la nación.

En este sentido, las autoridades estadounidenses instaron a la población a actualizar su esquema de vacunación para ganar inmunidad contra la variante Ómicron.