Imagen
© Desconocido
La Tierra como un monumental lienzo en donde quedan plasmadas las más bellas obras gracias a la perfección artística de la naturaleza.
¿Qué sucede cuando millones de microorganismos marinos se unen, aparentemente, de manera aleatoria y la figura que forman se observa desde el espacio? Pues lo que ocurre es bastante simple: confirmamos que el grado máximo de estética lo alcanza, siguiendo patrones orgánicos, el mundo de lo natural. Esta imagen fue tomada desde el satelite Aqua, de la NASA, aprovechando una herramienta conocida como Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer. El artístico paisaje esta compuesto por un gigantesco cúmulo de plankton en el Mar Barents, al norte de Noruega.

A continuación una descripción de lo que técnicamente compone esta maravillosa simulación de un óleo:

"El color azul en la imagen sugiere que el cúmulo contiene cocolitóferosa, plankton microscópico combinado con carbonato blanco de calcio. Al observarlo a través del agua del océano, este tiende a manifestarse en color azul brillante. La especie parece ser Emiliana huxleyi, cuyo florecimiento parece detonarse por los altos niveles de luz presentes en el ártico durante verano, cuando hay luz solar prácticamente las 24 horas. Las variaciones que observamos en tonos de azul se refieren a las distintas profundidades del agua que contiene al plancton."