El expresidente Donald Trump pidió a una corte de Michigan que declare que la secretaria de Estado no tiene derecho a prohibirle estar en la boleta electoral estatal de la carrera presidencial de 2024, señalando su significativa ventaja en las encuestas de las primarias del Partido Republicano y su considerable apoyo público.
Donald Trump
© Joe Raedle/Getty ImagesEl expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla durante un evento en Mar-a-Lago Club en West Palm Beach, Florida, el 4 de abril de 2023.
"A pesar de la tremenda popularidad del presidente Trump, hay personas que quieren negar a los votantes de Michigan la oportunidad de expresar su elección votando por él", escribieron los abogados de Trump en una presentación judicial del 30 de octubre, ante la Corte de Reclamaciones de Michigan. "Para lograrlo, ellos quieren que la secretaria de Estado viole sus deberes y ejerza poderes que no tiene para mantener el nombre del presidente Trump fuera de la boleta electoral. Además, quieren utilizar esta corte como vehículo para hacerlo".

La presentación señala que el presidente Trump es el "principal candidato" para la nominación republicana en la carrera presidencial de 2024.

"Según encuestas recientes, el presidente Trump lidera a nivel nacional por un promedio de más de 46 puntos sobre el siguiente candidato más cercano a la nominación republicana (...) En Michigan, una encuesta reciente muestra que el presidente Trump lleva una ventaja de 50 puntos".

La campaña del presidente Trump envió una carta a la secretaria de Estado de Michigan, Joselyn Benson, una demócrata, solicitándole la confirmación de su candidatura en las elecciones de 2024, dice el documento. Sin embargo, la Sra. Benson no respondió.

"La falta de respuesta de la secretaria está generando incertidumbre, lo que afecta la forma en que el presidente Trump asignará los recursos. Esta incertidumbre se ve agrava por el hecho de que la secretaria Benson es un miembro activo del principal partido político opositor y expresó públicamente sus puntos de vista negativos sobre el presidente Trump".

La presentación solicita a la corte que declare que la Sra. Benson "no tiene autoridad para negarse a incluir el nombre del presidente Trump en la boleta y emitir una medida cautelar que le impida hacerlo".

La solicitud de los abogados de Trump surge cuando algunos activistas en Michigan presentaron una demanda pidiendo a un juez que ordene a la Sra. Benson mantener el nombre del expresidente fuera de la boleta electoral, citando la supuesta participación del presidente Trump en el incidente del 6 de enero.

En un artículo de opinión del 13 de septiembre, en The Washington Post, la secretaria de Estado escribió que si el presidente Trump es elegible para postularse para la carrera presidencial de 2024 es una decisión que deben tomar las cortes y no la secretaria de Estado.

Sin embargo, la Sra. Benson fue acusada de intentar manipular a los votantes contra el presidente Trump. En un posteo en X del 26 de octubre, la secretaria de Estados compartió el enlace de un artículo que detalla el caso que busca prohibir al expresidente de la boleta electoral de Michigan en la carrera de 2024.

Kristina Karamo, presidenta del Partido Republicano de Michigan, criticó la acción de la Sra. Benson como "interferencia electoral".

La Sra. Benson "está intentando condicionar a los habitantes de Michigan a que 'estén de acuerdo' con su intento de utilizar la ley para usurpar su derecho constitucional a postularse y manipular las elecciones de 2024", dijo la Sra. Karamo en un posteo en X del 31 de octubre.
Bloqueando a Trump en 2024

En el caso contra el presidente Trump, los activistas señalaron la Sección 3 de la 14ª Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que prohíbe a un ciudadano ocupar un cargo si ha participado en una "insurrección o rebelión" contra Estados Unidos "o ha brindado ayuda o consuelo a los enemigos del mismo". La semana pasada, un juez de la Corte de Reclamaciones denegó la solicitud del presidente Trump de desestimar la demanda.

En la presentación del 30 de octubre, los abogados del presidente Trump señalaron que "los acontecimientos del 6 de enero de 2021 fueron un disturbio. No fueron una "insurrección" a los efectos de la Sección Tres de la Decimocuarta Enmienda. No equivalían a iniciar una guerra contra Estados Unidos".

"Incluso si los acontecimientos del 6 de enero de 2021 pudieran constituir una 'insurrección' (no lo son), el presidente Trump no se 'involucró' en ella", argumentaron los abogados. "'Involucrarse' requiere cierto nivel de participación activa. La inacción no es suficiente".

"El discurso del presidente Trump sobre las elecciones de 2020, incluido su discurso en la Elipse de la Casa Blanca el 6 de enero de 2021, constituye un discurso protegido sobre un asunto de interés público".

En un boletín del 14 de agosto, el experto jurídico Alan Dershowitz dijo que una "lectura justa" de la historia de la 14ª Enmienda dejaría claro que la ley solo "tenía como objetivo aplicarse a aquellos que sirvieron a la Confederación durante la Guerra Civil".

"Esta no pretendía ser una disposición general que permita a un partido descalificar al principal candidato del otro partido en elecciones futuras", dijo el experto.

El Sr. Dershowitz advirtió que si el presidente Trump fuera descalificado para postularse para las elecciones de 2024 por cualquier individuo o institución vinculada a los demócratas y la Corte Suprema no resuelva el asunto, "habría una crisis constitucional".

La demanda de los activistas en Michigan no es la única dirigida contra el presidente Trump. Se han presentado casos similares en otros estados del país que buscan presentar al expresidente como el incitador del incidente del asalto al Capitolio del 6 de enero.

En Colorado, una demanda se centra en la cláusula de "insurrección" de la Constitución de Estados Unidos para prohibir a Trump participar en las elecciones estatales del próximo año. Esta semana está prevista una audiencia sobre un caso similar en la Corte Suprema de Minnesota.

En un posteo en X del 31 de octubre, el representante Troy Nehls (R-Texas) anunció que actuará como "testigo de hecho" para la defensa del presidente Trump en Colorado.

"Estuve en las puertas el 6 de enero, cara a cara con los manifestantes, y sé de primera mano que NO HABÍA INSURRECCIÓN. Este juicio falso es una clara interferencia electoral y no tiene base alguna en los hechos. Espero poder brindar mi relato como testigo presencial de eso", dijo el representante.