Imagen
© Desconocido
En Mendoza no hay restaurantes para celíacos y la comida para ellos en los supers es muy cara.
La Legislatura bonaerense transformó en ley un proyecto que obliga a los restaurantes a presentar en sus menúes platos aptos para celíacos.

El proyecto modifica el artículo 2* de la ley de celíacos, para que todos los locales gastronómicos de la Provincia de Buenos Aires tengan al menos un menú apto para personas celíacas.

En Mendoza no se aprobó la ley nacional pero tampoco hay una norma que riga en la actualidad.

La autora de la iniciativa es la diputada Mónica López, actual candidata a vicegobernadora provincial por Unión en la fórmula que encabeza Francisco de Narváez.

La legisladora explicó que la iniciativa tiene como objetivo que se incluya en los menúes de restaurantes "al menos, una opción apta para celíacos, y que estas personas tengan una mejor calidad de vida, ya que el único tratamiento posible es una dieta estricta y de por vida".

La celiaquía es considerada la enfermedad intestinal crónica más frecuente que afecta la capacidad del intestino para absorber los nutrientes en forma adecuada.

Quienes la padecen deben realizar una dieta estricta sin trigo, avena, cebada y centeno para recuperar el funcionamiento intestinal y evitar las complicaciones derivadas del consumo de proteínas tóxicas.

Actualmente se calcula que en la Argentina una de cada 100 personas es celíaca, y la enfermedad puede presentarse en cualquier momento de la vida, desde la lactancia hasta la adultez avanzada.

Según las cifras que se manejan desde la Asociación Celíaca Argentina, en el país hay más de 400 mil personas que padecen celiaquía, aunque se calcula que unos 25 mil enfermos desconocen su enfermedad.