Volcán de Fuego
© s21
El volcán de fuego incrementó su actividad este domingo 7 de octubre.
Guatemala. El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) dio a conocer este lunes en un comunicado que el coloso ha aumentado la vibración interna y ha reactivado el flujo de lava en dirección de la barranca Ceniza.

Según el ente científico la actividad que muestra actualmente podría ser premonitor de una erupción en los próximos días o semanas, misma que puede ser débil o similar a la del 13 de septiembre último, que dejó más de 10 mil evacuados.

La reactivación de flujo de lava que se extiende a 100 metros de largo se registró ayer a las 20:25 horas.

En las últimas 24 horas el coloso ha registrado 12 explosiones con expulsión de una columna de ceniza fina color gris claro a alturas promedio de entre los 600 y 1,300 metros sobre el cráter, que se han dispersado a 10 kilómetros hacia el suroeste.

Así como 8 retumbos con onda de choque que han provocado vibración en las viviendas de las comunidades aledañas al volcán.

También se registraron flujos de material incandescente que alcanzan entre 75 y 100 metros sobre el cráter y avalanchas débiles y moderadas en dirección a las barrancas Taniluyá y Ceniza.

Por su parte la Coordinadora para la Reducción de Desastres mantiene el monitoreo en las áreas cercanas al volcán por cualquier cambio drástico en la actividad del mismo.

Las autoridades recomiendan a la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) continuar con la restricción del tráfico aéreo en las cercanías del volcán, debido a que la expulsión de ceniza podría persistir unas horas más.