Imagen
© EFE
El presidente iraní (izq) junto al ministro de Exteriores de Siria, Walid Al-Moallem
El ministro de Inteligencia de Irán, Heidar Moslehi, afirmó hoy que agentes de su Departamento han puesto al descubierto en un periodo no precisado a 600 periodistas, de ellos 150 dentro de Irán, que trabajaban contra la República Islámica, informó la agencia, oficial IRNA.

El ministro, que no dijo si los 150 periodistas residentes en Irán están detenidos, aseguró que, con su identificación, "los planes del enemigo han fracasado" en relación con una supuesta conspiración para fomentar protestas de cara a las elecciones presidenciales del próximo junio, resaltó Efe.

Según dijo Moslehi a un grupo de clérigos musulmanes shiíes predicadores en la oración del viernes en la provincia de Isfahan, en el centro de Irán, la red trabajaba para las potencias "arrogantes", denominación que engloba a EEUU y sus aliados, considerados enemigos por Teherán.

Moslehi agregó que algunos periodistas que trabajaban para medios iraníes "estaban relacionados con cadenas (de televisión) antirrevolucionarias y su identificación ha provocado el fracaso del enemigo".

Las potencias "arrogantes", explicó, han diseñado canales de televisión en lengua persa que emiten desde fuera del país para influir en la población iraní, promover la sedición en el régimen islámico e impedir que se enfrente a esos países.

"El fin principal de los sediciosos (oposición) en las elecciones próximas es vengarse y perjudicar a los principios del régimen y la revolución islámica", dijo Moslehi, quien afirmó que el objetivo de su Departamento es "impedir la sedición antes de las elecciones".

En los últimos años, el régimen islámico de Irán ha acusado a medios extranjeros, especialmente a la radiotelevisión pública británica BBC, de actuar como organismos de espionaje en el país y ha anunciado numerosas detenciones de periodistas y otros profesionales supuestamente relacionados con ellos.

El pasado 19 de febrero, el Ministerio de Inteligencia acusó a medios de comunicación occidentales y otros en lengua persa de estar vinculados a la BBC, a la que denominó "órgano de guerra sicológica de la organización de espionaje" del Reino Unido en un comunicado en el que anunciaba diversas detenciones.