Imagen
© Zuma Press
Agricultor palestino se apresura a cosechar su cultivo de chícharos en la Franja de Gaza, ayer martes, ante la llegada de millones de acrídidos
Los desequilibrios naturales se dan cada vez con mayor frecuencia. Los archivos de noticias disponibles nos hacen recuerdo de estos "fenómenos" o como quieran llamarse. Pese a que pueden haberse documentado los mismos hace ya un tiempo, no exime que vuelvan a presentarse, por esto, cabe recordar ciertas noticias.

La plaga de langostas amenaza a vastos cultivos del desierto del Néguev y a la ciudad de Eilat, y fue momentáneamente frenada por medio de la fumigación aérea con plaguicidas.

Dos oleadas del acrídido asolaron el Sinaí y se desplazaron a Israel.

Las autoridades israelíes advirtieron de la llegada, a partir del lunes, de la segunda oleada de millones de langostas que plagaban la vecina península egipcia del Sinaí.

Dany Luzon, responsable de cultivos en el sur de Israel, dijo a la radio pública que la segunda oleada sería peor que la primera.

La plaga de langosta amenaza a vastos cultivos del desierto del Néguev y a la ciudad de Eilat, y fue momentáneamente frenada por medio de la fumigación aérea con plaguicidas, anunció el Ministerio de Agricultura.

Un portavoz del Ministerio, Eldad Landes, informó de que por obra de la fumigación masiva llevada a cabo en los campos afectados, las langostas no llegaron a perjudicar los cultivos en los kibutz de la parte sur del desierto del Néguev.

El ministro de Agricultura, Israel Katz, dijo a la emisora que su oficina procura coordinar con el vecino Reino de Jordania, y con Egipto, las actividades para combatir la plaga.

Hay una ola que ha llegado de Africa, que al parecer no ha comido allí lo suficiente y ahora nos toca a nosotros", manifestó el ministro israelí."Con los recursos a nuestra disposición trataremos de combatirla y evitar daños en la medida de lo posible", agregó.

La plaga, la primera de este tipo desde los cincuenta, ha dejado jardines enteros sin hojas, mientras vecinos de la ciudad informan de que sus piscinas han aparecido cubiertas de langostas que han muerto al caer en ellas.