Venezuela podría pagar con su suspensión de la Organización de los Estados Americanos (OEA) la defensa de su soberanía y la de la región, dijo a Sputnik la abogada oficialista y experta en derechos humanos venezolana, Laila Tajeldine.
"Venezuela está pagando el costo por dos elementos, el primero por llevar esa independencia política no solamente a su propio terreno, sino a otras naciones, por ser esa punta de lanza para la verdadera libertad e independencia de la región, y la segunda por la defensa soberana de sus recursos", añadió.
© Pixbay
Tajeldine se refería al informe que presentó el martes el secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien advirtió que Venezuela viola todos los principios de la Carta Democrática Interamericana y que la única salida a la crisis es la celebración de elecciones.

Para la analista, el informe de 75 páginas es un "chantaje económico y político".

Almagro se refiere a la ruptura del hilo democrático en Venezuela y pide una vez más a los países de la OEA activar la Carta Democrática si el Gobierno venezolano no adopta una serie de medidas.

Entre ellas, detalla Almagro, "que se realice en los próximos 30 días un llamado a elecciones generales, la liberación de los presos políticos, la validación de las leyes que han sido anuladas, así como la elección de un nuevo CNE (Consejo Nacional Electoral) y un nuevo TSJ (Tribunal Supremo de Justicia) conforme a los procedimientos establecidos en la Constitución".


Comentario: En esencia, se le pide a Venezuela que haga todo lo que no va a hacer. No solo por su ilegalidad, sino porque va en contra de lo que el gobierno oficial ha protegido durante más de una década. Se pretende que Venezuela rehúse a "ser un país democrático", lo cual podría justificar una intervención por parte de Occidente.


Para Tajeldine, dicho texto promueve "una verdadera ruptura del hilo constitucional en Venezuela, al solicitar unas elecciones generales e inmediatas, que no están establecidas en la Carta Magna" del país suramericano.

La oficialista sostuvo que el "factor Almagro" hay que unirlo a una "mafia" contraria a los planes de autodeterminación de cualquier nación.

Sin embargo, aseguró, "Venezuela, con todas esas amenazas, no dobla su camino y no desvía su camino, que fue por el cual el pueblo venezolano eligió al presidente Nicolás Maduro y a la Revolución Bolivariana".

La mano de EEUU

Detrás del informe de Almagro, para Tajeldine, se encuentra Estados Unidos.
"Sabemos que quien está llevando adelante estas acciones contra Venezuela, para luego justificar más acciones de agresión de intervención y de aplicación directa de un bloqueo económico, es Estados Unidos, y eso no lo podemos perder de vista", señaló.
La aprobación de la suspensión de Venezuela como país miembro de la OEA requiere el voto positivo de al menos dos terceras partes (24) de los países reunidos en una Asamblea General de la OEA.

En cuanto a las posibilidades de que se aplique tal medida, la abogada oficialista venezolana pidió observar la presión que ejercerían países como Argentina, Brasil y Paraguay, favorables a separar a Venezuela de la OEA.