tormenta arena
© Desconocido
El cielo se oscureció a plena luz del día y la actividad diaria se vio detenida durante una hora
Tormentas de arena, desplazándose a alta velocidad, acompañadas de tormentas eléctricas han paralizado el tráfico en el Estado de Rajasthán.

Se trata de un clima sin precedente en la ciudad de Pink, donde el cielo oscureció a plena luz del día y donde la actividad diaria se vio detenida durante una hora. La luz del día desapareció de tal forma, que los conductores se vieron obligados a utilizar las luces de cruce para poder maniobrar sus vehículos.

Testigos presenciales de este extraño fenómeno han explicado que nunca antes habían visto tanta oscuridad por la tarde y que, aunque las tormentas de arena son frecuentes en la zona, nunca habían vivido una que produjera tanta oscuridad.

Las ráfagas de viento de la tormenta de arena, de hasta 90 kilómetros por hora, paralizó la rutina diaria de los residentes en Jaipur.

Dos personas han perdido la vida y al menos 12 han resultado heridas debido a incidentes relacionados directamente con la tormenta de arena que ha recorrido el estado. Una niña de tres años presenta heridas graves en su cabeza después de caerle una choza encima. La tormenta fue seguida de lluvia, mientras que la temperatura aumentó hasta los 37,2 grados centígrados.