Los funcionarios estadounidenses "no tuvieron el coraje ni el deseo de rendir homenaje" al "innegable papel y al colosal número de víctimas" que sufrió la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial, declaró el Ministerio de Exteriores ruso.
Donald Trump and melania
© The White House
Melania y Donald Trump participan en una ceremonia de colocación de ofrendas florales para conmemorar la victoria sobre la Alemania nazi. 8 de mayo de 2020.
El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso ha declarado este domingo que Moscú tiene la intención de "mantener una conversación seria" con los funcionarios estadounidenses que intentan "distorsionar los resultados de la derrota del nazismo y la contribución decisiva" de la URSS en la victoria sobre la Alemania nazi.

Este viernes, en sus publicaciones en redes sociales la Casa Blanca atribuyó la victoria sobre la Alemania nazi únicamente a "EE.UU. y el Reino Unido", sin hacer ni una sola mención a la Unión Soviética. Estas falsas afirmaciones causaron la "indignación extrema" del Ministerio de Exteriores ruso.
"En la víspera de esta fiesta sagrada, los funcionarios estadounidenses no tuvieron el coraje ni el deseo de rendir homenaje, ni siquiera mediante media palabra, al innegable papel y al colosal e inconmensurable número de víctimas que sufrieron el Ejército Rojo y el pueblo soviético en nombre de toda la humanidad", declaró el organismo.

Los diplomáticos rusos subrayaron que "tal actitud es claramente discordante" con la declaración adoptada el pasado 25 de abril por el presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y su homólogo de EE.UU., Donald Trump, con motivo del 75.º aniversario del "encuentro histórico" de las tropas soviéticas y las de EE.UU. sobre un puente del río Elba (Alemania) en 1945.

"El documento se centra en los esfuerzos conjuntos de nuestros países en la lucha contra un enemigo común", asevera el comunicado.
"Los hechos reales de la historia no pueden ser ignorados, independientemente de las simpatías o antipatías que despierte la Unión Soviética, que liberó al mundo de la peste marrón en aquellos años, o nuestro país en la actualidad", comunicó el ministerio.
"El tema de esa hazaña sagrada no debe convertirse en un problema más en las relaciones bilaterales"

La Casa Blanca fue objeto de un alud de críticas en la Red tras afirmar que "EE.UU. y el Reino Unido consiguieron la victoria sobre los nazis", una postura que decenas de usuarios calificaron de "falaz", "repugnante", "asquerosa" y "desagradable".

No obstante, los comentarios de los internautas indignados "están siendo eliminados metódicamente", precisó el Ministerio de Exteriores ruso.

"El tema de la hazaña sagrada de la generación anterior en la guerra no debería convertirse en un problema más en las relaciones bilaterales, que ya están pasando por tiempos difíciles", advirtieron los diplomáticos, que expresaron la confianza de que Rusia y EE.UU. pueden "rechazar los crecientes desafíos de manera conjunta" a pesar de los desacuerdos y "basándose en la confianza, el respeto mutuo y la consideración de los intereses mutuos".