El volcán Etna, situado en la isla italiana de Sicilia, ha entrado de nuevo en erupción tras 20 días de pausa, lo que ha dejado una nube de humo y ceniza que ha alcanzado unos 9.000 metros de altura, según las primeras estimaciones de los expertos.
Etna volcano
© Twitter @then24dotcom
El volcán Etna sigue creciendo con la últimas erupciones.
El monte Etna, muy cercano a la ciudad-puerto de Catania en la costa este de Italia, ha experimentado una temporada alta este año y vio su última erupción el domingo 29 de agosto.

El Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología del Observatorio Etna ha notificado una erupción con lava incandescente y nube de ceniza desde primer ahora de la mañana, con una "evolución rápida".

Desde primera hora de la mañana de este martes se contempla una gran columna de humo que emana desde el cráter.

La actividad volcánica comenzó alrededor de las 06H15, con la emisión de cenizas y 40 minutos después se observó la reanudación de la actividad estromboliana en el cráter sureste, el más activo en las últimas erupciones del Etna.

Desde febrero pasado el Etna, uno de los volcanes más activos del mundo, entró en erupción arrojando lava y ceniza al aire.

El Etna, con una superficie de unos 1.250 kilómetros cuadrados, es el volcán en activo más alto (3.324 m) de Europa, con frecuentes erupciones desde hace unos 500.000 años.


Medio centenar de volcanes están en erupción actualmente en el mundo, destacando el de Cumbre Vieja en la isla canaria de La Palma.

La amenaza volcánica más alta está en Indonesia, Filipinas, Japón, México y Etiopía, , según informa el Programa de Vulcanismo Global del Instituto Smithsoniano de Estados Unidos.

Todos los volcanes se localizan en cinco zonas diferentes: la Zona Circumpacífica (Cinturón de Fuego del Pacífico), la Zona Mediterránea-Asiática, la Zona Índica, la Zona Atlántica y la Zona Africana.