Traducido por el equipo de sott.net

Según un nuevo estudio realizado por investigadores de The Australian National University (ANU), las gigantescas cadenas montañosas, tan altas como el Himalaya y que se extienden hasta 8.000 kilómetros a través de supercontinentes enteros, desempeñaron un papel crucial en la evolución de la vida primitiva en la Tierra.
himalayan mountain

La rápida erosión de las supermontañas liberó grandes cantidades de nutrientes, que acabaron llegando a los océanos.
Los investigadores rastrearon la formación de estas supermontañas a lo largo de la historia de la Tierra utilizando trazas de circón con bajo contenido en lutecio, una combinación de mineral y elemento de tierras raras que sólo se encuentra en las raíces de las altas montañas, donde se forman bajo una intensa presión.

El estudio descubrió que la más gigantesca de estas supermontañas sólo se formó dos veces en la historia de la Tierra: la primera entre 2.000 y 1.800 millones de años y la segunda entre 650 y 500 millones de años. Ambas cordilleras se levantaron durante períodos de formación de supercontinentes.

La autora principal, Ziyi Zhu, candidata al doctorado en la ANU, dijo que existen vínculos entre estos dos casos de supermontañas y los dos períodos más importantes de la evolución en la historia de la Tierra.
"No hay nada como estas dos supermontañas hoy en día. No se trata sólo de su altura: si te imaginas los 2.400 km de largo del Himalaya repetidos tres o cuatro veces, te haces una idea de la escala", dijo.

"Llamamos al primer ejemplo la Supermontaña Nuna. Coincide con la probable aparición de los eucariotas, organismos que posteriormente dieron lugar a las plantas y los animales. La segunda, conocida como la Supermontaña Transgondwánica, coincide con la aparición de los primeros animales de gran tamaño hace 575 millones de años y la explosión cámbrica 45 millones de años después, cuando la mayoría de los grupos animales aparecieron en el registro fósil".
El profesor Jochen Brocks, coautor del estudio, afirmó:
"Lo sorprendente es que todo el registro de la construcción de montañas a lo largo del tiempo es tan claro. Muestra estos dos enormes picos: uno está vinculado a la aparición de los animales y el otro a la aparición de grandes células complejas."
Cuando las montañas se erosionaron, proporcionaron nutrientes esenciales como el fósforo y el hierro a los océanos, sobrealimentando los ciclos biológicos e impulsando la evolución hacia una mayor complejidad.

Las supermontañas también pueden haber aumentado los niveles de oxígeno en la atmósfera, necesarios para que la vida compleja pueda respirar.
"La atmósfera de la Tierra primitiva casi no contenía oxígeno. Se cree que los niveles de oxígeno atmosférico aumentaron en una serie de pasos, dos de los cuales coinciden con las supermontañas", dijo la Sra. Zhu.

"El aumento del oxígeno atmosférico asociado a la erosión de la Supermontaña Transgondwana es el mayor de la historia de la Tierra y fue un requisito previo fundamental para la aparición de los animales".
No hay pruebas de que se hayan formado otras supermontañas en ningún momento entre estos dos acontecimientos, lo que los hace aún más significativos.
"El intervalo de tiempo entre hace 1.800 y 800 millones de años se conoce como el "Boring Billion", porque el avance de la evolución fue escaso o nulo", explicó el profesor Ian Campbell, coautor del estudio. La ralentización de la evolución se atribuye a la ausencia de supermontañas durante ese periodo, lo que redujo el suministro de nutrientes a los océanos. Este estudio nos da marcadores, para que podamos entender mejor la evolución de la vida temprana y compleja"
La investigación se ha publicado en Earth and Planetary Science Letters.

Referencia: "The temporal distribution of Earth's supermountains and their potential link to the rise of atmospheric oxygen and biological evolution" by Ziyi Zhu, Ian H.Campbell, Charlotte M. Allen, Jochen J. Brocks and Bei Chen, 28 January 2022, Earth and Planetary Science Letters. DOI: 10.1016/j.epsl.2022.117391