Traducido por el equipo de Sott.net

Cientos de personas han sido evacuadas en el suroeste de Francia, donde se han declarado nuevos incendios forestales en medio de las temperaturas récord de septiembre.
The blazes have forced the evacuation of residents amid record temperatures for September.

Las llamas han obligado a evacuar a los residentes en medio de temperaturas récord para el mes de septiembre.
Alrededor de 1.340 personas de la región de la Gironda han sido desalojadas de sus hogares desde que las llamas estallaron el lunes.

Las llamas han destruido cuatro casas, varios edificios y 3.500 hectáreas de terreno, según las autoridades.

El incendio más grande está ardiendo actualmente cerca de la ciudad de Saumos, mientras que otro más pequeño se ha desatado al sur de Burdeos, cerca de Dax, donde las temperaturas alcanzaron los 39°C.


Los fuertes vientos han dificultado los esfuerzos nocturnos de más de 900 bomberos de toda Francia para extinguir las llamas. Se han desplegado tres aviones Canadair para ayudar, junto con helicópteros de extinción de incendios y dos aviones Dash.

También se ha iniciado una investigación para determinar la causa de los incendios.

La agencia meteorológica francesa Meteo France anunció el lunes que había registrado temperaturas récord para el mes de septiembre: 39,1°C en la región suroccidental de las Landas.


La zona se vio afectada por olas de calor, sequías e incendios forestales devastadores durante el verano. Hasta ahora, más de 60.000 hectáreas de tierra han sido arrasadas en Francia este año.