Traducido por el equipo de Sott.net

El cometa C/2022 E3 (ZTF) podría ser lo suficientemente brillante como para ser observado a simple vista cuando pase junto al Sol y la Tierra a finales del primer mes de 2023.

Comet C/2022 E3 (ZTF)
© Hisayoshi Sato via NASA/JPL-Caltech
Imagen del cometa C/2022 E3 (ZTF) tomada por el astrofotógrafo Hisayoshi Sato en una imagen fija de un vídeo de la NASA.
A principios de 2023, la Tierra recibirá la visita de un cometa recién descubierto que podría ser lo suficientemente brillante como para ser observado a simple vista.

El cometa, llamado C/2022 E3 (ZTF), atraviesa actualmente el sistema solar interior. Su máximo acercamiento al Sol, o perihelio, se producirá el 12 de enero y, a continuación, entre el 1 y el 2 de febrero, pasará cerca de la Tierra, en su perigeo.

Si el cometa sigue brillando como hasta ahora, podría ser visible a simple vista en cielos oscuros. Esto es difícil de predecir en el caso de los cometas, pero incluso si C/2022 E3 (ZTF) se desvanece, debería seguir siendo visible con prismáticos o telescopio durante varios días alrededor de su aproximación.

Según la NASA, los observadores del hemisferio norte podrán encontrar el cometa en el cielo matutino, a medida que se desplace en dirección noroeste durante el mes de enero. C/2022 E3 (ZTF) será visible para los observadores del hemisferio sur a principios de febrero de 2023.

Comet C/2022 E3 (ZTF) at closest approach
© NASA/JPL-Caltech
Este gráfico de la NASA muestra la trayectoria orbital del cometa C/2022 E3 (ZTF) en su máxima aproximación.
Los observadores deberían buscar el C/2022 E3 (ZTF) cuando la Luna esté débil en el cielo, y la Luna nueva del 21 de enero ofrecerá esa oportunidad, si las condiciones meteorológicas lo permiten. Según el sitio web Starlust, el cometa estará en la constelación de Camelopardalis durante su aproximación.

Si desea observar el C/2022 E3 (ZTF), nuestras guías sobre los mejores telescopios y prismáticos son un buen punto de partida. Si quieres hacer fotos del cielo nocturno, consulta nuestra guía sobre cómo fotografiar la Luna, así como nuestras mejores cámaras para astrofotografía y los mejores lentes para astrofotografía.

Según el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA, el cometa tiene un periodo de unos 50.000 años. Esto significa que, antes de que se acercara a unos 160 millones de kilómetros del Sol el 12 de enero y a 42 millones de kilómetros de la Tierra el 2 de febrero, la última vez que estuvo tan cerca fue durante el Paleolítico Superior en la Tierra.

Eso significa que los últimos humanos que podrían haber avistado el C/2022 E3 (ZTF) fueron los primeros homo sapiens vivos durante el último periodo glaciar o "edad de hielo". Lo mismo podría decirse de los últimos neandertales, ya que esa especie se extinguió unos 10.000 años después del último perihelio de C/2022 E3 (ZTF).

Por supuesto, los neandertales y los primeros humanos no habrían sabido lo que era el C/2022 E3 (ZTF), y el cometa fue identificado mucho más recientemente que la última era glacial. El cometa fue detectado por la cámara de exploración de campo amplio de la Zwicky Transient Facility a principios de marzo de 2022.

Inicialmente parecía un asteroide, pero C/2022 E3 (ZTF), que en ese momento se encontraba en la órbita de Júpiter, pronto comenzó a brillar como lo hacen los cometas. En el momento de su descubrimiento, el C/2022 E3 (ZTF) tenía una magnitud de 17.3, aumentando su brillo hasta una magnitud 10 en noviembre, y se espera que alcance finalmente la magnitud 6.

Las imágenes actuales del C/2022 E3 (ZTF) muestran su coma, un halo circundante de gas y polvo, que brilla con un tono verdoso y una larga pero tenue cola cometaria que se extiende desde su cuerpo principal.