El presidente ruso destacó que los agentes occidentales actuaron sobre todo desde el territorio de Ucrania.
Majachkalá airport
© APDisturbios en la pista de aterrizaje del aeropuerto de Majachkalá, Rusia, el 30 de octubre de 2023.
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, este lunes declaró que los acontecimientos en la ciudad rusa de Majachkalá del pasado domingo fueron instigados por los servicios especiales occidentales.
"Los sucesos de Majachkalá fueron instigados también a través de las redes sociales, sobre todo desde el territorio de Ucrania de la mano de agentes de los servicios de inteligencia occidentales", sostuvo el líder ruso.
Además, Putin acuso al régimen de Kiev de intentar a instigar disturbios en Rusia. "No dejan de asombrarme el régimen de Kiev y sus amos al otro lado del océano. Sabemos que [Stepán] Bandera y otros seguidores de Hitler ya han sido colocados en un pedestal de honor. Sabemos y vemos como los dirigentes ucranianos aplauden a los nazis de la Segunda Guerra Mundial, culpables de las víctimas del Holocausto, que participaron personalmente en esos crímenes, y hoy, bajo la dirección de sus patrones occidentales, [intentan] instigar disturbios en Rusia", destacó el mandatario.


Al mismo tiempo, la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, afirmó este lunes que la protesta antiisraelí y los disturbios masivos que tuvieron lugar el día antes en el aeropuerto internacional de Majachkalá, capital de la república rusa de Daguestán, son "el resultado de una provocación externa planificada", con "un papel directo y clave del régimen criminal de Kiev, que a su vez actuó a través de notorios rusófobos".