Henry Kissinger, exsecretario de Estado de Estados Unidos y uno de los políticos más influyentes de Occidente, muere a los 100 años en su casa de Connecticut, informó su sitio web oficial.
Henry Kissinger
© AP Photo / Richard Drew
El veterano político estadounidense ganó el Premio Nobel de la Paz en 1973 por haber contribuido a una tregua temporal en la guerra de Vietnam, la cual dejó más de 58.000 soldados norteamericanos muertos y hasta 2 millones de civiles fallecidos, según estimaciones que varían según la fuente.

Fue secretario de Estado del país norteamericano entre 1973 y 1977, durante los mandatos de Richard Nixon y Gerald Ford.

Kissinger, además, fue uno de los artífices del orden mundial que siguió después de la Segunda Guerra Mundial y fue clave en el papel de Estados Unidos como actor hegemónico durante décadas.
"Con su marcado acento alemán, su agudo ingenio, sus voluminosos escritos y su creencia en el poder pacificador de la realpolitik, Henry Kissinger fue uno de los profesionales de la política exterior y la seguridad nacional más influyentes de la era posterior a la Segunda Guerra Mundial y se mantuvo activo en la seguridad nacional durante más de 70 años", se lee en la reseña de su web oficial.
Su papel en la geopolítica no estuvo exento de controversia, ya que, con el tiempo, documentos clasificados estadounidenses y de otras naciones revelaron que jugó un rol trascendental en el desarrollo de dictaduras latinoamericanas como la de Augusto Pinochet en Chile, la de Jorge Videla en Argentina y, en general, la Operación Cóndor con la que Washington influyó en la región latinoamericana según sus intereses.

Jaime López-Aranda Trewartha, internacionalista por la Harvard Business School, dice en su ensayo Una historia americana (2003) que los ideales de personajes como Henry Kissinger, Zbigniew Brzezinski o Stanley Hoffmann "tienen el objetivo principal de influir en el proceso de toma de decisiones del Gobierno estadounidense", un ejercicio donde "el resto del mundo sirve de trasfondo o de pretexto, pero rara vez de contraparte".

Pese a su avanzada edad, Kissinger siguió visitando Washington para ofrecer sus asesorías políticas para definir la estrategia de seguridad nacional de Estados Unidos. Incluso en meses recientes habló sobre algunos supuestos errores cometidos por la Administración Biden en torno a China y Rusia.
"Como Consejero de Seguridad Nacional y luego secretario de Estado durante las Administraciones Nixon y Ford, Kissinger fue el autor de algunas de las políticas más importantes, y a veces controvertidas, de esas administraciones", indica su perfil oficial.
Según el sitio web del político, Kissinger "contribuyó decisivamente a la apertura de China al mundo occidental y fue la voz principal de la distensión con la Unión Soviética que rebajó las tensiones durante la Guerra Fría".

En 1945, el Ejército norteamericano le concedió la Estrella de Bronce por servicios meritorios. También recibió la más alta condecoración civil del país, la Medalla Presidencial de la Libertad, en 1977, y la Medalla de la Libertad, concedida una sola vez a 10 líderes estadounidenses nacidos en el extranjero, en 1986.

Henry Kissinger nació en el sur de Alemania en 1923. Su padre era maestro y tuvo que huir con toda su familia de la Alemania nazi. Llegó a Estados Unidos en 1938. Y tras adquirir la nacionalidad estadounidense en 1943, sirvió en la 84 División del Ejército de 1943 a 1946.