Han comenzado las negociaciones de alto el fuego entre Rusia y Ucrania. Están encabezadas por los jefes de estado mayor de los respectivos ejércitos de Ucrania y Rusia, Valery Zaluzhny y Valery Gerasimov, escribe Seymour Hersh citando a un funcionario anónimo en Washington.
zelnsky ucrania
"Zaluzhny está negociando con Rusia sin el consentimiento del presidente Zelensky, porque Occidente le ha dejado claro a Zelensky que si él no acepta negociar con Moscú, entonces alguien más lo hará", asegura Hersh.

Las negociaciones se llevan a cabo teniendo en cuenta las circunstancias que imperan en el frente. Hersh afirma que los rusos consideran que Kiev debe reconocer su jurisdicción sobre Crimea y los territorios de las regiones del Donbas, Zaporiya y Jerson bajo control ruso.

"Ucrania, junto con el resto de su territorio, puede unirse a la OTAN, teniendo en cuenta que la alianza ni estacionará sus tropas ni atacará con armas en territorio ucraniano", afirma Hersh.

Por el momento, ni Moscú ni Kiev han respondido oficialmente a la publicación de Hersh, que señaló a Estados Unidos como culpables de las atentados en los gasoductos Nord Stream.

Entonces la Casa Blanca puso en funcionamiento su maquinaria de intoxicación para refutar a Hersh, publicando todo tipo de fábulas en los medios controlados, incluida la de que "un grupo de ucranianos" que simpatizaban con las autoridades del país llegó al lugar de la explosión en "un yate alquilado a Polonia", siguiendo las instrucciones "de uno de los oficiales ucranianos de alto rango" para cometer el sabotaje.