Imagen
© AP
Palestinos corean consignas durante una manifestación ayer en la aldea cisjordana de Burqin, en apoyo a Hana Shalabi, presa en Israel, quien ya cumplió 34 días de ayuno. La escritura árabe en el cartel dice: "El arresto administrativo viola los derechos humanos" y "Libertad a Hana Shalabi
La UE promete 46.3 millones de dólares para infraestructura en territorios reocupados

Los colonos de los asentamientos judíos en los territorios palestinos reocupados por Israel han tomado por la fuerza el control de numerosos manantiales naturales que servían de fuente a la población palestina, tanto para consumo personal como para el ganado y riego, indicó un informe de la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El organismo dijo haber haber supervisado 530 manantiales en Cisjordania y halló que 30, la mayoría en zonas donde Israel tiene control militar, han sido tomados por los colonos. El texto añadió que los palestinos tienen acceso limitado a otros 26 manantiales, sobre los cuales los colonos amenazan con tomar el control.

"La pérdida de acceso a manantiales y la tierra adyacente redujo los ingresos de los granjeros afectados, que o bien dejan de cultivar la tierra o se enfrentan a una reducción en la productividad de sus cosechas", indicó el texto, reproducido por Reuters.

Añadió que los colonos han convertido unos 40 manantiales en destinos turísticos y algunos se usan para nadar. "Han instalado mesas y bancos de picnic y les han dado nombres hebreos (...) Genera empleo e ingresos para los asentamientos y es una forma de promover los asentamientos como lugar divertido", indicó el investigador de la coordinación, Yehezkel Lein.

Prensa Latina, que cita el informe del organismo humanitario, señaló que, según los registros oficiales, hay 56 manantiales situados en la franja de Gaza que son propiedad privada de palestinos, pero unos 30 están bajo el dominio de los israelíes, que han utilizado la fuerza y la intimidación para hacerse con el control de estas fuentes de agua.

La construcción de los asentamientos israelíes en los territorios palestinos es la causa del estancamiento de las negociaciones de paz entre Israel y los palestinos, paralizadas desde octubre de 2010, y es una actividad que recibe constantes condenas de la ONU.

Por su parte, la Unión Europea comprometió hoy unos 46.3 millones de dólares para proyectos de infraestructura en los territorios palestinos.

Mientras tanto, la palestina Hana Shalabi cumplió hoy 34 días en huelga de hambre en protesta por su detención "administrativa" en Israel, a pesar de que el organismo Médicos por los Derechos Humanos-Israel externó el viernes su preocupación por el estado de salud de la mujer.

Shalabi, de 30 años e integrante de la Jihad Islámica, fue detenida el 16 de febrero en la localidad de Burquine, Cisjordania, sin cargos formales, y de inmediato inició el ayuno.