Esta impresionante bola de fuego sobrevoló el Mediterráneo el 4 de julio a las 2:09 hora local (0:09 UT). El evento se produjo por la entrada en la atmósfera terrestre de un meteoroide esporádico. El fenómeno luminoso se inició a una altura de unos 90 km por encima del nivel del mar y finalizó a una altitud de unos 50 km.


La bola de fuego ha sido grabada por los detectores del Proyecto SMART (Universidad de Huelva) que operan en el marco de la Red Española de Investigación sobre Bólidos y Meteoritos desde los observatorios astronómicos de La Hita (Toledo), Calar Alto (Almería) y Sevilla.
© Imagen de archivo