Después de muchos años de amenazas interminables de EEUU contra Rusia, ahora el secretario del Tesoro del país norteamericano, Steven Mnuchin, está amenazando también a China. Paul Craig Roberts, doctor en ciencias económicas, reflexiona cuáles serían las consecuencias de una posible respuesta de las dos potencias mundiales a EEUU.
Si China no apoya las nuevas sanciones en contra de Corea del Norte, EEUU tomará medidas adicionales contra el gigante asiático y lo expulsará del sistema internacional del dólar estadounidense, advirtió Mnuchin.

"El Gobierno de EEUU, estado en quiebra, cuya deuda estatal supera los 20 billones de dólares, que se ve obligado a imprimir dinero para comprar sus propios títulos de la deuda, amenaza a la segunda economía más grande del mundo, cuyo poder adquisitivo es superior al de la economía estadounidense", analiza Roberts en su página web.

El experto recuerda que en China se ubican muchas empresas grandes estadounidenses, entre ellas Apple y Nike.

"¿Será que debido a las sanciones contra China, las compañías estadounidenses no podrían vender los artículos, fabricados en China, a EEUU o a cualquier otro lugar fuera de Estados Unidos? ¿Creen que las corporaciones globales estadounidenses apoyarían esta idea?", se pregunta.

Roberts advierte que China podría responder a las amenazas de EEUU con la nacionalización de todas las fábricas y bancos de Occidente en China y Hong-Kong.

"Nada afectaría más a la economía de EEUU que la expulsión de China del sistema internacional del dólar. Ni nada sería más beneficioso para China", opina.

Una enorme cantidad de transacciones económicas simplemente saldrían del sistema del dólar y harían reducir su volumen e importancia, añade el experto.

El autor opina que la posible salida del sistema del dólar contribuiría a que Rusia y China crearan su propio sistema de moneda. Según Roberts, ser parte del sistema de Washington implica constantes obligaciones y deudas sin ningún tipo de beneficios ni privilegios. Asimismo, permite a EEUU seguir la política de amenazas y sanciones.

"Si China y Rusia quieren ser estados soberanos, deben rezar porque el imbécil de Mnuchin realmente los expulse del sistema del dólar que explota a estos países. Entonces Rusia y China tendrían que poner en marcha su propio sistema y estudiar la verdadera ciencia económica en lugar de la propaganda estadounidense que sirve a los intereses de Washington", concluye el columnista.