Varios ministros israelíes han amenazado con lanzar una nueva guerra contra la Franja de Gaza si continúan las Marchas de Retorno en el enclave palestino.

bombardeo gaza
© Hispan TV
Una columna de humo y fuego se levanta de un área en la ciudad de Gaza por ataque de aviones israelíes.
Según informa este sábado la página web Middle East Monitor, la ministra de asuntos jurídicos del régimen de Tel Aviv, Ayelet Shaked, tras aludir a la agresión militar perpetrada el año 2014 contra la Franja de Gaza, ha asegurado que la actual situación y la continuación de las protestas podrían devenir en una ofensiva similar, es decir, una guerra por todo lo alto contra del enclave palestino.

"La situación de seguridad en la Franja de Gaza está empeorando y es posible que Israel tenga que realizar una operación similar a la que llevó a cabo en el año 2014 contra Gaza", amenaza la ministra.

El ministro de seguridad pública del régimen de Israel, Gilad Erdan, también ha apostado por atacar el enclave palestino y asegura que una nueva agresión israelí tendría como objetivo principal neutralizar la capacidad combativa del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS).


Comentario: Cada vez que oiga la palabra Hamás, puede considerar que es una mera excusa utilizada por Israel para justificar su asedio contra Gaza y hacer creer al mundo que se trata de una "guerra simétrica contra una fuerza muy peligrosa", lo cual no es cierto. Puede leer, con respecto a la operación Margen Protector y la misma excusa utilizada:


El ministro de agricultura del régimen de Israel, Uri Ariel, ha hecho afirmaciones similares, asegurando que todos los partidos políticos israelíes están a favor de otorgar total autoridad a las fuerzas de guerra israelíes para lanzar una guerra contra el enclave costero.

Más de 135 palestinos han sido asesinados por las fuerzas de guerra israelíes desde el inicio de las Marchas del Retorno el 30 de marzo: reclaman el derecho de los refugiados palestinos a regresar a sus hogares, de los que fueron expulsados en 1948.

El Ministerio de Sanidad de Gaza cifra en 8500 el número palestinos que han sido ingresados durante este periodo en el hospital, entre ellos, más de 3900 con heridas de bala y munición real de los soldados israelíes. Muchos de estos heridos arrastrarán secuelas permanentes, incluida la amputación de alguno de sus miembros.