Traducido por el equipo de SOTT.net en español

El jueves llegaron a la Sociedad Meteorológica Americana informes de una bola de fuego de gran tamaño de los residentes de Lehigh Valley.
Meteor observed by camera in Douglassville,
© PETER DETERLINE
Meteoro observado por cámara en Douglassville, Condado de Berks, alrededor de las 6:13 de la mañana EST el jueves, 28 de marzo de 2019. Testigos de toda la costa este describieron haber visto una bola de fuego en el cielo esa mañana, incluso a personas en Filadelfia.
"¡Era muy grande! Mucho más grande que cualquier tipo de estrella fugaz que haya visto. Las llamas a su alrededor eran evidentes" decía un informe de Bethlehem.

Los informes de la Sociedad Meteorológica Americana indican que la bola de fuego apareció alrededor de las 6:15 de la mañana, hora de verano del este. El amanecer del jueves fue a las 6:46 de la mañana.

La sociedad sin fines de lucro lista docenas de reportes de esta bola de fuego como pendientes en su sitio web, amsmeteors.or.


La sociedad dice que recibe cientos de reportes de bolas de fuego cada año de todo el mundo. Una bola de fuego es descrita por el grupo como otra palabra para un meteoro muy brillante, casi tan brillante como Venus en el cielo de la mañana o de la tarde.

El jueves, se presentaron informes de una bola de fuego detectada más o menos a la misma hora desde el Valle de Lehigh, así como desde partes de Connecticut, Delaware, Maryland, Massachusetts, New Hampshire, Nueva Jersey (incluyendo High Bridge), Nueva York, Rhode Island y Vermont, además de unas cuantas desde Virginia, Washington, D.C., y tan al sur como Florida.

"Nunca he visto nada como esto, definitivamente no es un avión", decía un informe de Easton.

La mayoría de los informes de Lehigh Valley dijeron que la bola de fuego fue visible durante unos 3 1/2 segundos, con un informe que decía que fue vista durante unos 7 1/2 segundos.

Por lo menos dos maestros, uno de Easton y otro de Belén, estaban entre los que presentaron los informes. Uno enseña astronomía en la escuela secundaria y planeó usar el avistamiento para una discusión con los estudiantes el jueves. La otra maestra estaba conduciendo en ese momento, y dijo que la bola de fuego era visible a través del parabrisas.

"No desapareció hasta caer por debajo de la línea del árbol", dice un informe de Bangor.