Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Brillante y ruidoso, con una larga y brillante cola verde y amarilla, fue filmado por múltiples observadores en la región de Krasnoyarsk.
bolide is seen in sky over Krasnoyarsk
© The Siberian Times
Un bólido en el cielo sobre Krasnoyarsk.
El fenómeno causó miedo en el terreno.
"Me entró el pánico cuando sonó y parecía un avión en llamas, me asusté mucho del ruido y el brillo que creaba", dijo una mujer de Krasnoyarsk, la gran ciudad industrial. "Saqué un teléfono de un bolsillo, pero voló tan rápido por el cielo que sólo encontré una larga huella blanca que dejó".
Algunos residentes dijeron que el meteoro era cegadoramente brillante, similar a la luz y las chispas creadas durante el intenso trabajo de soldadura.

Se dividió en varias partes antes de desaparecer en el cielo en algún lugar de la región de Irkutsk, al este de Krasnoyarsk.

El ministerio local de emergencias confirmó que registró un meteoro, y dijo que no representaba una amenaza para la gente o la infraestructura.

Es el tercer gran evento de meteoro o meteorito en cuatro meses.


El 18 de diciembre estalló un meteoro cerca de la península rusa de Kamchatka con una fuerza diez veces más potente que la bomba atómica de Hiroshima, según la NASA.


El 15 de marzo, un meteorito se estrelló contra la región de Krasnoyarsk con informes locales que decían que "calentaba el aire" y "sacudía el suelo" después de haber atravesado el cielo en una bola de fuego verde, amarilla y naranja.

Esto se produjo cerca del lugar del evento de Tunguska en 1911, cuando un meteoro explotó en la atmósfera arrasando 80 millones de árboles, y con la fuerza estimada de 185 bombas de Hiroshima.

El experto Viktor Grokhovsky, de la Universidad Federal de los Urales, estudió los videos del evento del 6 de abril y concluyó que el reciente invitado espacial era un bólido.
"Explotó bastante alto en el cielo en algún lugar de la región de Irkutsk", concluyó.
Era un bólido que se movía a una velocidad superior a la del meteorito New Tunguska de Evenkia.

Su estructura debe haber estado bastante suelta, ya que se dividió en fragmentos.

La última incursión de meteoros fue avistada por cámaras y testigos oculares alrededor de las 7 de la tarde del 6 de abril.