Las autoridades habilitaron un ingrediente clave para su preparación, por lo que el producto sin cocción podrá comercializarse en todo el país.
Veggie burger
© Jane Lanhee Lee / Reuters
Una técnica de Impossible Foods vierte la solución de leghemoglobina de soja para elaborar hamburguesas
La Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (FDA, por su sigla en inglés) aprobó la utilización en productos que se comercializan crudos de un ingrediente fundamental para la elaboración de hamburguesas que parecen de carne, pero que en realidad están elaboradas con vegetales.

Se trata de la leghemoglobina de soja, un aditivo de color en base a proteínas que se utiliza para que las hamburguesas vegetales tengan el aspecto y el sabor de la carne, así como un líquido que emula la sangre.

Por lo tanto, la marca Impossible Foods empezará a vender al público su Impossible Burger (Hamburguesa Imposible) en supermercados de todo el país a partir del 4 de septiembre próximo.

De esta manera, la FDA amplió la autorización sobre este producto elaborado de 'carne vegetal', luego de que el año pasado considerara que el aditivo era seguro para su consumo pero limitara su venta a los restaurantes, donde ya se entrega cocida.

A partir de entonces, Impossible Burger estuvo también disponible en comercios de comidas rápidas y para fin de año estaría a la venta en todos los locales de Burger King de EE.UU.