Los manifestantes que participan en las protestas de Hong Kong están utilizando rayos láser para evitar ser identificados por las cámaras de reconocimiento facial, gracias a las cuales las autoridades han conseguido arrestar a decenas de personas de acuerdo con un video publicado este miércoles por la periodista Alessandra Bocchi.

Protestas Hong Kong
© Tyrone Siu / Reuters
Protestas en Hong Kong, 2 de agosto de 2019.
En las imágenes se puede ver cómo los manifestantes hacen brillar láseres de alta potencia y luces cegadoras directamente contra las cámaras de vigilancia.


En medio de los temores de que las fuerzas de seguridad locales estén cooperando con las autoridades nacionales para tomar medidas enérgicas contra los disturbios, quienes participan en las marchas han venido utilizando diferentes métodos para ocultar su identidad, desde máscaras faciales hasta el uso de servicios de mensajería encriptados como Telegram.


Mientras tanto, el pasado junio Telegram sufrió un fuerte ataque cibernético contra sus servidores. El director ejecutivo del servicio, Pável Dúrov, señaló que se originaron en China.

"Históricamente, todos los ataques de denegación de servicio distribuido (DDoS, por sus siglas en inglés) del tamaño de actores estatales que experimentamos coincidieron a tiempo con las protestas en Hong Kong. Este caso no fue una excepción", declaró entonces Dúrov.

Las protestas

Las protestas en Hong Kong fueron iniciadas a principios del pasado junio a raíz de un proyecto de ley que permitiría la extradición de sospechosos desde el territorio autónomo a la China continental para ser juzgados. A pesar de que este polémico proyecto de ley fue retrasado por tiempo indefinido el pasado 15 de junio, los manifestantes continúan saliendo a las calles exigiendo reformas gubernamentales.

Se estima que alrededor de un millón de personas han participado en las protestas desde su inicio. La Policía local utiliza gases lacrimógenos y balas de goma para dispersarlas.

Decenas de personas fueron arrestadas en relación con los disturbios y se están enfrentando hasta a 10 años en prisión si son condenados.

Mientras tanto, la semana pasada, el Ministerio de Defensa de China indicó que el Ejército Popular de Liberación podría ser desplegado en Hong Kong si el Gobierno local lo solicita con el fin de mantener el orden público en la región.