Según un nuevo estudio, el peligroso virus elimina hasta el 73 % de diferentes anticuerpos que protegen de enfermedades a las que la persona previamente era inmune.
sarampion
© Centers for Disease Control and Prevention (CDC) / Handout / Reuters
Ilustración en 3D de una partícula del virus del sarampión con tubérculos de glicoproteína.
A lo largo de la última década se ha ido acumulando evidencia a favor de la hipótesis de que la vacuna contra el sarampión no solo protege contra esa enfermedad, sino también de otras infecciones a largo plazo. Algunos creen que ese efecto se debe a que la vacuna refuerza el sistema inmune en general, mientras que otros sostienen que es únicamente por la prevención del sarampión como tal.

Esta última teoría trata sobre la llamada amnesia inmune, que se produce cuando el sarampión daña la memoria inmunológica del organismo infectado y desactiva de esta manera su resistencia a otras bacterias y virus. Según esta hipótesis, la vacuna contra el sarampión impide que al organismo 'se le olvide' que es resistente a otras infecciones.

Un estudio de 2015 sugirió que la memoria inmunológica borrada por el sarampión permanece ausente durante dos o tres años, aunque el debate sobre si la amnesia inmune existe de verdad, cómo se produce exactamente si es real y cuán grave es, sigue abierto.

"La mejor evidencia hasta ahora de que la amnesia inmune existe"

Estos días en la revista Science apareció un nuevo estudio al respecto, elaborado por un equipo internacional de investigadores. Los científicos examinaron a 77 niños no vacunados y llegaron a la conclusión de que el sarampión elimina desde el 11 % hasta el 73 % de diferentes anticuerpos que protegen el organismo contra las bacterias y virus a los que la persona infectada estaba previamente inmune.

Asimismo, si una persona tenía 100 anticuerpos contra la varicela antes de contraer el sarampión, después del virus el organismo puede quedarse con solo 50, reduciendo a la mitad el nivel de protección contra la varicela o más todavía si entre los anticuerpos perdidos hay los denominados anticuerpos neutralizantes.

Este ha sido el primer estudio en medir el daño al sistema inmune causado por el virus. El autor principal de la investigación, Michael Mina, quien trabaja de profesor asistente en el centro de posgrado Harvard Chan School, comentó que su trabajo "es la mejor evidencia hasta ahora de que la amnesia inmune existe" y afecta a nuestra memoria inmunológica a largo plazo.

Otro autor del estudio, Stephen Elledge, alertó de que el peligro que presenta el sarampión es "mucho más grande" del que se imaginaban antes y que la vacuna contra esa enfermedad trae más beneficios de los que ya se conocían, sobre todo ante el "prolongado peligro por la supresión de la memoria inmunológica".

Además del estudio publicado en Science, al mismo tiempo fue publicado otro en la revista Science Inmunology, llevado a cabo por un equipo distinto, pero que llegó a conclusiones complementarias al analizar los cambios en las células B provocados por el virus del sarampión.

"La inmunosupresión puede durar desde meses hasta años después de la infección, conllevando una incidencia incrementada de infecciones secundarias", escribieron los científicos.