Afganistán está sufriendo una temperatura inclemente que ha dejado víctimas fatales.
La región más afectadas es Cachemira.
© Twitter
La región más afectadas es Cachemira.
Tras las avalanchas que ocurrieron en la Cachemira controlada por Pakistán, las autoridades informaron este martes, que hasta ahora se reportan al menos 57 personas muertas y otras se encuentran desaparecidas.

Mientras, que en la vecina India, por los menos otras 10 personas murieron después de que varias avalanchas golpearan la zona norte de la Cachemira administrada por ese país.


Funcionarios paquistaníes señalaron que muchos pobladores locales se encontraban atrapados en las avalanchas en la zona del valle de Neelum, tras las fuertes lluvias que también provocaron deslizamientos de tierra.

Aún se realizan trabajos de rescate, pero los funcionarios temen que el número de fallecidos aumente. Las fuertes nevadas, que provocaron el deslizamiento de tierra y nieve, en el suroeste de Baluchistán destruyeron varias casas en la región montañosa, en la que murieron 17 personas por el colapso de sus viviendas.

Otra de las regiones que está sufriendo por el frío intenso y las fuertes nevadas es Afganistán, donde fallecieron 39 personas en seis provincias durante las últimas dos semanas, según señaló Tamim Azimi, el portavoz de la Autoridad de Gestión de Desastres Naturales de Afganistán en Kabul.

La región de Cachemira azotada por las avalanchas está dividida entre India y Pakistán desde su independencia en 1947. Durante décadas la tensión en la frontera ha dejado decenas de miles de muertos en una zona que es considerada una de las fronteras más tensas en el ámbito militar por los enfrentamientos entre esos dos países.

En 2012 ocurrió un alud de nieve y tierra que arrasó un cuartel del ejército paquistaní cerca de la frontera con India, en la que fallecieron más de 120 soldados y 11 civiles.