Traducido por el equipo de Sott.net en español

Los residentes de Pilbara han sido invitados a un espectáculo astronómico durante la noche después de que una bola de fuego verde iluminara el cielo nocturno.
Green meteor fireball over WA
© Shaz Hussien
Los residentes se quedaron atónitos después de que un misterioso brillo verde (en la foto) iluminara el cielo nocturno el domingo por la noche.
El meteoro fue visto a las 12.46 de la mañana del lunes y fue captado por las cámaras por los sorprendidos espectadores -incluyendo la policía de Karratha- en Port Hedland y Cape Preston, cerca de Karratha.


Matt Woods del Observatorio de Perth dijo que el color verde era el resultado del magnesio de la roca que se quemaba al entrar en la atmósfera.

Probablemente no era más grande que un guijarro y probablemente viajaba entre 16-50 km por segundo.
"Así que eso es como ir de las colinas de Perth a la CDB en un segundo", dijo el Sr. Woods. Está congelado y al golpear la atmósfera se calienta y así las capas externas se derriten. Es como frotarse las manos, se debe a la fricción y de ahí es de donde se obtiene el brillo y el color."
El Sr. Woods dijo que al ver el video pareció que el meteoro se quemó antes de golpear la tierra.

El trabajador de FIFO Miller Frunks, que captó el espectacular evento en cámara, dijo que él y un compañero de trabajo estaban conduciendo hacia un trabajo en Port Hedland cuando vieron la llama verde que se disparaba en el cielo.
"¡Nos sorprendió a todos al principio, porque ninguno de nosotros había visto nunca algo así!

"Así que nos detuvimos y después de una frenética búsqueda de nuestros teléfonos comenzó a grabar. Al principio no estaba seguro de lo que era, pero el chiste corriente era "extraterrestres". Después de un poco de procesamiento, compartir el video y discutir lo que pasó con algunos otros compañeros de trabajo, ¡sabíamos que debía haber sido un meteoro!

Todos nosotros quedamos absolutamente impresionados por el brillo y el color."
La policía de Karratha también tuvo la suerte de conseguir un asiento de palco para el asombro espacial mientras patrullaban los robos.