(España) - El día 31, a las 11, está convocada una manifestación en Las Palmas, que se espera multitudinaria. Otra se está preparando en Santa Cruz de Tenerife, aún sin fecha, pero recogiendo el creciente malestar que se detecta en las redes sociales. En Las Palmas, convoca una plataforma vecinal donde está el muelle de Arguineguin, donde se hacinan inmigrantes ilegales. Son unos 10.000 los que han arribado, 6.000 en el último mes y medio. "La situación es insostenible", resume el polvorín en que se han convertido las Islas, cuyos recursos están superados.
Estalla Canarias por la inmigración ilegal

Kayuko arribando a Canarias.
De hecho, aprovechando la crisis del turismo, los nuevos que llegan son alojados en hoteles. Algunos cerrados, como en Tenerife, el Pelinor, han vuelto a abrirse para llenarse de inmediato. La gente comenta que los alojamientos los paga el Gobierno, otros, dicen que la Cruz Roja. Lo mismo da, la Cruz Roja es un organismo gubernamental. Los canarios comparan cuando hace unos años, por un incendio, fueron alojadas 5.000 personas; no se puso en marcha instrumentos de tanta comodidad, "eso también duele", señala una fuente canaria.

hb mjkbhjjbln
En Las Palmas, especialmente, las calles están llenas de inmigrantes ilegales. La playa de Mas Palomas y la Playa del Inglés están atestadas. Turismo hay muy poco, pero se da por supuesto que este paisaje no representa un atractivo turístico, sino todo lo contrario, un efecto disuasorio.

Los vecinos se han organizado traicionados por sus partidos políticos. La alcaldesa de Morgan se queja, pero por la falta de recursos. El protocolo que se sigue es quince días en campamentos y luego se les suelta en la calle, con toda la inseguridad que se genera. El Gobierno no hace nada y la oposición calla. Antes, había un desahogo porque todos terminaban en la Península, pero el coronavirus ha puesto en evidencia la trampa de la inmigración y dejado al ejecutivo de Pedro Sánchez en berlina y con las vergüenzas al aire. No hay ninguna política, sino seguir abriendo hoteles de lujo como alojamiento.

Gran Canaria están al borde del abismo debido al descontrol sobre la inmigración y el efecto llamada que supone alojar a los ilegales en hoteles de lujo.

Mientras los canarios agonizan por los efectos de la pandemia, ven como sus calles, playas y parques (que no pueden utilizar los canarios) están siendo invadidos por estos inmigrantes que no respetan las normas sanitarias. ¿No se supone que no pueden estar más de 6 juntos ni utilizar esos parques? Adjuntamos un vídeo que demuestra lo que decimos y que es viral en RR.SS.

Con una tasa de paro del 21,6% y de un 50% entre los menores de 25 años ¿Qué se supone que pretende el Gobierno no deportado a estos inmigrantes? Igual los canarios deben compartir el poco trabajo que hay con estas personas, aunque el poco que hay está en la cuerda floja al poner en riesgo hasta el turismo, algo impensable hace un par de años.

Otra pregunta que nos hacemos es ¿De qué vivirán estos inmigrantes y qué se supone que harán cuando quieran dinero? No creo que haya que explicarlo.

Y ahora toca la reflexión estrella; con los hoteles llenos de estos inmigrantes y las calles y playas como vemos en el vídeo ¿Ustedes creen que esos turistas alemanes, ingleses, holandeses, etc, volverán a esa isla o la recomendarán? Seamos realistas.

Vivimos en una época en la que todo se controla vía satélite ¿Nos van a contar que no se puede saber de qué puerto sale cada cayuco o patera y devolverles al punto de salida? ¿Para qué sirve tanta tecnología y agentes del FRONTEX, para darles la bienvenida y una plaza de hotel? Ni España, ni mucho menos Canarias, pueden seguir con este descontrol ni mantener a todo el que entra. Son los canariones los que deben dar un golpe encima de la mesa y salir a la calle a exigir el cese de este descontrol o asumir la debacle de la isla, que está a muy poco de colapsar.