Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Los arqueólogos dicen que los restos de una vasija de piedra encontrada en un mausoleo de la provincia china de Henan ofrecen pruebas casi definitivas de que el emperador del siglo II d.C., Liu Zhi, conocido póstumamente como Huan, fue enterrado allí.
Liu Zhi china han
© Luoyang City Cultural Relics and Archaeology Research Institute
La fecha de fabricación de una vasija confirmó los vínculos de un mausoleo chino con el gobernante del siglo II d.C., Liu Zhi. La vasija se fabricó alrededor de la época en que el sucesor de Liu Zhi, Ling, construía un mausoleo para el difunto emperador.
"Junto con los documentos anteriores sobre la ubicación de la tumba del emperador, el descubrimiento nos hace estar casi seguros de que es la tumba del emperador Liu Zhi", dice Wang Xianqiu, que dirigió el proyecto de excavación, a Lyu Qiuping, Gui Juan y Shi Linjing de la agencia estatal de noticias Xinhua.

Los investigadores habían supuesto previamente que la tumba, situada en la ciudad de Luoyang, pertenecía al emperador de la dinastía Han. Una inscripción en una vasija que data del año de su fabricación en el 180 d.C. parece confirmar esta sospecha. Wang, un erudito del Instituto de Investigación de Arqueología y Reliquias Culturales de la Ciudad de Luoyang, dice que la vasija fue producida alrededor de la época en que el sucesor de Liu Zhi, Liu Hong, o Ling, construía un mausoleo para el emperador fallecido. El artefacto tiene la forma de una palangana y mide unos 25.4 cm de altura, con una circunferencia de más de 61 cm.

Liu Zhi gobernó China desde el 146 al 168 d.C. Tomó el trono en su adolescencia, con la Emperatriz Viuda Liang Na y su hermano Liang Ji actuando como sus regentes. Más tarde, después de la muerte de Liang Na en el 150 d.C., se alió con un poderoso bloque de eunucos en la corte para matar a Liang Ji y consolidar su poder. Como explica Mark Cartwright para la Enciclopedia de Historia Antigua, los eunucos - típicamente individuos tomados de territorios fronterizos, castrados y esclavizados en la casa real - ocupaban posiciones de favor en la corte china, ya que su falta de lazos familiares les hacía ostensiblemente queridos por el emperador. Sin embargo, en la práctica, los eunucos a menudo utilizaban su proximidad al gobernante para ganar influencia política.
han china
© Luoyang City Cultural Relics and Archaeology Research Institute
Arqueólogos han estado explorando el cementerio desde 2017.
Según Week in China, el empoderamiento de los eunucos por parte de Liu Zhi contribuyó a la fragmentación gradual del imperio chino al alienar a la élite de sus cortesanos. Como escribió el cronista del siglo XI, Sima Guang, en un ensayo traducido más tarde por el historiador Rafe de Crespigny, "el ruinoso desorden heredado por los emperadores Huan y Ling se vio agravado por su propia tiranía estúpida". Plagada de inestabilidad y liderazgo corrupto, la dinastía Han se derrumbó en el año 220 d.C. Tras la desaparición del imperio, China se dividió en tres estados en guerra conocidos como los Tres Reinos.

Como señala el blog The History Blog, Luoyang, situada a orillas del río Luo, fue la capital de la dinastía Han del Este durante casi 200 años. Su establecimiento en el 25 d.C. marcó un cambio del período Han occidental al oriental, y la ciudad siguió siendo la sede del poder hasta el colapso de la dinastía en el año 220 d.C.

Desde 2017, los investigadores han encontrado más de 100 tumbas en un cementerio de la aldea de Baicaopo. El mausoleo, situado en la esquina noreste del cementerio, es un gran complejo que incluye casas. Literatura antigua sugiere que en el lugar vivían administradores, guardias, concubinas de bajo rango y otros trabajadores del cementerio, tal vez junto a nobles encargados de vigilar la tumba del emperador. La tumba misma fue enterrada en un "palacio para los muertos" subterráneo, según The History Blog.

Wang le dice a Xinhua que el descubrimiento de la vasija con inscripciones contribuye al entendimiento por parte de los estudiosos sobre cómo enterraban a los emperadores de la dinastía Han del Este. Además de la vasija, las excavaciones han revelado elementos estructurales de la tumba, incluyendo un corredor, un pozo y canales de drenaje.