huevos
© ANT
La vitamina D se encuentra en varios alimentos, como los huevos
Un estudio que relaciona varias investigaciones desarrolladas en distintos países encontró una relación entre esta vitamina y una significativa reducción de la mortalidad en las mujeres mayores de 70 años.

El estudio, publicado en The Cochrane Library, fue realizado por media docena de investigadores de varios países. En él, los autores subrayan que encontraron evidencias de que "la vitamina D3 reduce la mortalidad en la mayoría de las mujeres mayores, tanto si viven de forma independiente o están ingresadas en alguna institución", dicen en sus conclusiones.

Los 50 estudios previos fueron realizados sobre unas 94.000 personas, la mayoría con una edad media de 74 años. Estas personas, "al llegar a edades avanzadas y sobre todo tras la menopausia, tienden a una pérdida de esta vitamina, fundamental para reducir las fracturas óseas hasta en un 20 por ciento", dicen los investigadores, que comparan el dato con las personas que poseen un nivel más alto de esta sustancia.

Según Goran Bjelakovic, de la Universidad de Nis (Serbia), "Numerosos estudios y ensayos clínicos observaron que una cantidad adecuada de vitamina D tiene un efecto positivo en nuestra salud y puede reducir el cáncer y las enfermedades cardiovasculares". Los resultados variables encontrados sobre sus efectos en otros estudios acerca de la prevención de la mortalidad llevaron a los investigadores a realizar este estudio, más preciso y detallado.

La vitamina D juega un papel esencial en la absorción intestinal del calcio y el fósforo para la formación de los huesos. Su ausencia puede provocar la osteoporosis en adultos y el raquitismo en los niños. Pero existen diferentes tipos de vitamina D, uno de los puntos nuevos en los que incidieron los investigadores. "En los anteriores ensayos sobre esta sustancia no se estudiaba la influencia por separado de las diferentes formas de vitamina D, como la D3 y la D2 y sus efectos en la mortalidad", explica Bjelakovic.

Al tomar como base unos estudios con gran número de pacientes, las conclusiones son más importantes. Estos estudios incluían personas que tomaban un suplemento de esta vitamina, lo que permitió comprobar que la D3, "reducía la mortalidad de estas mujeres en un 6 por ciento", concluye. No obstante, los investigadores señalan que son necesarios más ensayos aleatorios "sobre los efectos de la vitamina D3 en la mortalidad en los jóvenes, las personas sanas y en los hombres".

Eso incluye realizar más pruebas "antes de extraer conclusiones definitivas sobre el efecto de la vitamina D en el cáncer", una particularidad que el estudio no pudo demostrar. También "se necesitan ensayos que evalúen la eficacia de la vitamina D aplicada por separado o en combinación con el calcio y la comparación de diferentes dosis de vitamina D3", concluyen los autores.