Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Un impresionante fresco del jardín de la Casa dei Ceii (Casa de los Ceii) de Pompeya ha sido minuciosamente limpiado con láser y retocado con pintura nueva por restauradores expertos.
pompeii

El fresco más asombroso de Pompeya recupera su antiguo esplendor. Los científicos utilizan el láser para eliminar las manchas de la impresionante pintura de 2.000 años de antigüedad que representa una escena de caza en el jardín de la Casa de los Ceii.
Las obras de arte, de escenas de caza, fueron pintadas en el llamado estilo "Tercero" u "Ornamentado" de Pompeya, que era popular alrededor del 20-10 a.C. y presentaba colores vibrantes.

Sin embargo, en el año 79 d.C., la casa y el resto de Pompeya quedaron sumergidos bajo flujos piroclásticos de gas abrasador y materia volcánica procedentes de la erupción del Vesubio.

pompeii

La residencia en la que se encuentra el fresco se asocia a un magistrado, Lucio Ceius Secundus, según una inscripción electoral encontrada en el exterior del edificio, y de él toma su nombre, "Casa dei Ceii".
pompeii

Las obras de arte, de escenas de caza, fueron pintadas en el llamado estilo "Tercero" u "Ornamentado" de Pompeya, que era popular alrededor del 20-10 a.C. y presentaba colores vibrantes, como se ve en la imagen.
La falta de mantenimiento desde que se desenterró la casa en 1913-14 hizo que el fresco de caza y otros se deterioraran, particularmente en la parte inferior, más vulnerable a la humedad.

Los frescos solían adornar los muros perimetrales de los jardines pompeyanos y pretendían evocar una atmósfera, a menudo de tranquilidad, al tiempo que creaban la ilusión de que la zona era más grande que en la realidad, de forma parecida a como usamos los espejos hoy en día.

"Lo que hace que este fresco sea tan especial es que está completo, algo que no es habitual en un fresco tan grande en Pompeya", dijo el director del sitio, Massimo Osanna, a The Times.

Junto a las imágenes de caza del fresco ahora restaurado, con sus animales salvajes, vemos las paredes laterales del jardín presentaban paisajes de temática egipcia, con bestias del delta del Nilo como cocodrilos e hipopótamos cazados por pigmeos africanos y un barco que transportaba ánforas.

Los expertos creen que el propietario de la casa de la ciudad, o "domus", tenía una conexión o fascinación con Egipto y, potencialmente, también con el culto a Isis, el de la esposa del dios egipcio del más allá, que era popular en Pompeya en sus últimos años.
pompeii

En los últimos trabajos de restauración se ha limpiado cuidadosamente la capa de pintura de gran parte del fresco (en particular una sección con decoración botánica) con un láser especial. Los expertos también retocaron cuidadosamente la pintura en las zonas del fresco que se habían desgastado con el tiempo, además de adoptar medidas de protección para evitar la futura infiltración del agua de lluvia.
De hecho, la residencia se asocia a un magistrado, Lucio Ceius Secundus, según una inscripción electoral encontrada en el exterior del edificio, y de él toma su nombre, "Casa dei Ceii".

La propiedad, que estuvo en pie durante unos dos siglos antes de la erupción, es uno de los raros ejemplos de domus en el estilo algo severo de finales del periodo samnita del siglo II a.C.

La fachada frontal de la casa presenta un diseño de imitación de "opus quadratum" (bloque de piedra cortada) en estuco blanco y una entrada alta situada entre dos pilastras rectangulares rematadas con capiteles en forma de cubo.

La huella de la Casa dei Ceii cubría unos 288 metros cuadrados y contenía un inusual atrio tetrástilo (de cuatro pilares) y una pila impluvium de recogida de agua de lluvia de estilo griego, poco frecuente en Pompeya, revestida con fragmentos de ánfora cortados.
pompeii
pompeii

Los expertos creen que el propietario de la casa de la ciudad, o "domus", tenía una conexión o fascinación con Egipto y quizás con el culto a Isis, el de la esposa del dios egipcio del más allá, que era popular en Pompeya en sus últimos años. En la imagen: el toro de la parte inferior derecha del fresco.
Otras estancias encontradas en el interior de la propiedad incluían un triclinium, donde se habría almorzado, dos almacenes, un tablinum que el señor de la casa habría utilizado como despacho y sala de recepción y una cocina con letrina.

Un piso superior, que se derrumbó parcialmente durante la erupción, habría sido utilizado por los sirvientes de la casa y parecía estar en proceso de renovación o construcción en el momento de la catástrofe.

Por su parte, el jardín en cuya pared trasera se encontraba el fresco de caza, presentaba un canal y dos fuentes, una de una ninfa y otra de un esfinge.

Durante la excavación de la casa, los arqueólogos encontraron el esqueleto de una tortuga conservado en el jardín.

pompeii
"Lo que hace que este fresco sea tan especial es que está completo, algo que es raro para un fresco tan grande en Pompeya", dijo el director del sitio, Massimo Osanna, a The Times.

En los recientes trabajos de restauración se ha limpiado cuidadosamente con un láser especial la película de pintura de gran parte del fresco, en particular una sección con decoración botánica.

Los expertos también retocaron cuidadosamente la pintura en las zonas del fresco que se habían desgastado con el tiempo.

También se han tomado medidas de protección para evitar la futura infiltración de agua de lluvia que podría dañar la obra de arte.


pompeii

Por su parte, el jardín, cuya pared trasera estaba adornadoa por el fresco de caza contaba con un canal y dos fuentes, una de una ninfa y otra de una esfinge. Durante la excavación de la casa, los expertos encontraron el esqueleto de una tortuga en el jardín. En la foto, el leopardo del fresco.
pompeii

Junto a las imágenes de caza del fresco ahora restaurado, con sus animales salvajes, las paredes laterales del jardín presentaban paisajes de temática egipcia, con bestias del delta del Nilo como cocodrilos e hipopótamos cazados por pigmeos africanos (izquierda) y un barco que transportaba ánforas. En la foto, a la derecha: dos figuras representadas en uno de los muros del jardín.
pompeii
¿QUÉ SABEMOS SOBRE EL VESUBIO Y LA DESTRUCCIÓN DE POMPEYA?

¿Qué ocurrió?

El monte Vesubio entró en erupción en el año 79 d.C., sepultando las ciudades de Pompeya, Oplontis y Estabia bajo cenizas y fragmentos de roca, y la ciudad de Herculano bajo una corriente de lodo.

El Monte Vesubio, en la costa occidental de Italia, es el único volcán activo de la Europa continental y se considera uno de los más peligrosos del mundo.

Todos los residentes murieron instantáneamente cuando la ciudad del sur de Italia fue golpeada por una oleada piroclástica de 500°C.

Los flujos piroclásticos son una densa colección de gas caliente y materiales volcánicos que fluyen por la ladera de un volcán en erupción a gran velocidad.

Son más peligrosos que la lava porque se desplazan más rápido, a una velocidad de alrededor de 450 mph (700 km/h), y a temperaturas de 1.000°C.

Un administrador y poeta llamado Plinio el Joven observó el desastre desde la distancia.


En el siglo XVI se encontraron cartas que describen lo que vio.

Sus escritos sugieren que la erupción sorprendió a los habitantes de Pompeya.

Pompeii

El Monte Vesubio entró en erupción en el año 79 d.C., sepultando las ciudades de Pompeya, Oplontis y Estabia bajo cenizas y fragmentos de roca, y la ciudad de Herculano bajo una corriente de lodo.
El autor afirma que una columna de humo "como un pino paraguas" se elevó desde el volcán e hizo que las ciudades de los alrededores se volvieran negras como la noche.

La gente corrió por sus vidas con antorchas, gritando y algunos lloraron mientras la lluvia de ceniza y piedra pómez caía durante varias horas.

Aunque la erupción duró unas 24 horas, las primeras oleadas piroclásticas comenzaron a medianoche, provocando el colapso de la columna del volcán.

Una avalancha de ceniza caliente, roca y gas venenoso se precipitó por la ladera del volcán a 124 mph (199kph), enterrando a las víctimas y los restos de la vida cotidiana.

Cientos de refugiados que se cobijaban en los pórticos abovedados a la orilla del mar en Herculano, aferrados a sus joyas y dinero, murieron al instante.


pompeii

El Orto dei fuggiaschi (El jardín de los fugitivos) muestra los 13 cuerpos de víctimas que quedaron sepultados por las cenizas cuando intentaban huir de Pompeya durante la erupción del volcán Vesubio en el año 79 d.C.
Mientras la gente huía de Pompeya o se escondía en sus casas, sus cuerpos quedaban cubiertos por mantas de la oleada.

Aunque Plinio no estimó el número de personas que murieron, se dice que el evento fue "excepcional" y se cree que el número de muertos superó los 10.000.

¿Qué han encontrado?

Este acontecimiento acabó con la vida de las ciudades, pero al mismo tiempo las preservó hasta su redescubrimiento por parte de los arqueólogos casi 1700 años después.

Las excavaciones de Pompeya, el centro industrial de la región, y de Herculano, un pequeño balneario, han proporcionado una visión sin precedentes de la vida romana.

Los arqueólogos siguen descubriendo continuamente más cosas de la ciudad cubierta de cenizas.

En mayo los arqueólogos descubrieron un callejón de grandes casas, con balcones que permanecen en su mayoría intactos y todavía con sus tonalidades originales.

Pompeii

Un molde de yeso de un perro, de la Casa de Orfeo, Pompeya, 79 d.C. Se cree que unas 30.000 personas murieron en el caos, y aún hoy se siguen descubriendo cadáveres.
En algunos balcones había incluso ánforas, los vasos de terracota de forma cónica que se utilizaban para guardar el vino y el aceite en la época romana.

El descubrimiento ha sido aclamado como una "completa novedad", y el ministerio de Cultura italiano espera que puedan ser restaurados y abiertos al público.

Rara vez se han encontrado almacenes superiores entre las ruinas de la antigua ciudad, que fue destruida por una erupción del volcán Vesubio y enterrada hasta bajo seis metros de ceniza y escombros volcánicos.

Se cree que unas 30.000 personas murieron en el caos, y aún hoy se siguen descubriendo cadáveres.