Traducido por el equipo de SOTT.net en español

El imperio aksumita fue un antiguo reino que existió en Etiopía desde el año 100 hasta el 940 de nuestra era.
Northern Stelae Park in Aksum
© A.Savin
Parque de Estelas del Norte en Axum
Centrado en la antigua ciudad de Axum/Aksum, la nación creció desde el periodo de la Edad de Hierro proto-aksumita, en torno al 400 a.C., hasta su apogeo en torno al siglo I de nuestra era.

En esta época, el imperio se extendía por la mayor parte de la actual Somalia, Etiopía, Yibuti, Sudán, Eritrea, Yemen e incluso Arabia Saudí.

Axum se convirtió en un actor comercial importante en las rutas comerciales entre el Imperio Romano (posteriormente Imperio Bizantino), la India y el Mediterráneo, exportando marfil, carey, oro, esmeraldas y minerales.

El profeta maniqueo Mani (216 d.C. - 274 d.C.) llegó a considerar a Axum como una de las cuatro grandes potencias de su tiempo, junto a Persia, Roma y China.

Diachronic map showing pre-colonial cultures of Africa
© Jeff Israel
Mapa diacrónico que muestra las culturas precoloniales de África, abarcando aproximadamente desde el 500 a.C. hasta el 1500 d.C. (Aksum, mostrada en magenta).

La cultura aksumita


La población del Imperio era una mezcla de pueblos de habla semítica o habeshas, de habla cusítica y de habla nilo-sahariana.

A pesar de las complejidades lingüísticas, Axum desarrolló su propio sistema alfabético llamado escritura Ge'ez (también conocida como etíope), que posteriormente se modificó para incluir las vocales, convirtiéndose en un sistema de escritura segmentaria abugida.

El Imperio practicaba una religión politeísta y judaica, posiblemente adorando a dioses como Astar, Beher, Meder/Medr y Mahrem, pero posteriormente adoptó el cristianismo alrededor del año 325 de la era cristiana bajo el emperador Ezana.

La riqueza de Axum quedó ciertamente representada en el legado arquitectónico del Imperio, desde los gigantescos obeliscos de las estelas hasta los ornamentados palacios que dejó.

Las estelas servían para marcar las tumbas, a menudo decoradas con puertas y ventanas falsas para representar un magnífico palacio de varios pisos. La mayor de estas torres descubiertas habría medido 33 metros de altura y estaba sostenida por enormes contrapesos subterráneos.
Ezana stele (obelisk) in Aksum
© Martijn.Munneke
Estela Ezana (obelisco) en Axum.
Decadencia

Tras una segunda edad de oro a principios del siglo VI, el imperio empezó a decaer y dejó de producir monedas a principios del siglo VII. En esta misma época, la población aksumita se vio obligada a adentrarse en el interior, en las tierras altas, para protegerse, abandonando Axum/Aksum como capital.

Finalmente, el Imperio Islámico se hizo con el control del Mar Rojo y de la mayor parte del Nilo, empujando a Axum al aislamiento económico. Al disminuir los beneficios internacionales de la red de intercambios que había desarrollado a lo largo de los siglos, Axum perdió su capacidad de controlar sus propias fuentes de materias primas y su red colapsó.

La presión de mantener una gran población obligó a intensificar la producción regional de alimentos. El resultado fue una ola de erosión del suelo que comenzó a escala local hacia el año 650 y alcanzó proporciones catastróficas a partir del año 700 de la era cristiana.

El imperio aksumita terminó con el último rey, Dil Na'od, que fue derrotado por su antiguo general Mara Takla Haymanot, quien fundó la dinastía Agaw Zagwe.

Según la leyenda, un hijo de Dil Na'od huyó al exilio, hasta que sus descendientes derrocaron a los gobernantes de la dinastía zagwe y restablecieron la dinastía salomónica hacia el 1270.

El fin del imperio aksumita no significó el fin de la cultura y las tradiciones aksumitas; la arquitectura de la dinastía zagwe en Lalibela y la iglesia de Yemrehana Krestos muestran una fuerte influencia aksumita.
Yemrehanna Krestos Church
© Damien Halleux Radermecker
Iglesia de Yemrehanna Krestos.