Traducido por el equipo de Sott.net

El 4 de octubre, muchos vieron cómo una bola de fuego iluminaba el cielo nocturno, y las imágenes de un meteoro navegando por encima del lago Louise causaron asombro.
The hole left in the ceiling, and the space rock that created it.
© Ruth Hamilton
El agujero dejado en el techo, y la roca espacial que lo creó.
Sin embargo, Ruth Hamilton, residente de Golden desde hace mucho tiempo, estaba profundamente dormida.

O al menos lo estaba hasta que la despertó bruscamente el sonido de un estruendo en el techo de su casa y la sensación de escombros en la cara.

"Me levanté de un salto y encendí la luz, no podía entender qué demonios había pasado", dijo Hamilton.

Dijo que echó un vistazo a su alrededor para orientarse, y que vio una roca colocada limpiamente en su almohada, al lado de donde suele tener la cabeza.

Hamilton llamó al 911, sin saber qué hacer con el proyectil. Un agente de policía llegó al lugar y, tras comprobar que la roca no estaba allí como consecuencia de las obras en curso en el Cañón de Kicking Horse, se decantaron por la única otra explicación: que un meteorito había atravesado su tejado.

"Llamamos al proyecto del Cañón para ver si estaban haciendo alguna voladura y no lo estaban haciendo, pero dijeron que habían visto una luz brillante en el cielo que había explotado y provocado algunos estampidos", dijo Hamilton.

"Estaba temblando y asustado cuando ocurrió, pensé que alguien había saltado o que era un arma o algo así. Es casi un alivio cuando nos dimos cuenta de que sólo podía haber caído del cielo".

Hamilton dice que está totalmente bien y que ha evitado cualquier lesión, y que piensa conservar la roca en un futuro próximo, afirmando que sus nietos piensan que es muy chula.

"Estoy totalmente asombrada por el hecho de que sea una estrella que salió del cielo, y que quizá tenga miles de millones de años", dijo Hamilton.

También dice que la experiencia le ha dado una nueva perspectiva de la vida.

"Lo único que se me ocurre decir es que la vida es preciosa y que puede desaparecer en cualquier momento, incluso cuando crees que estás a salvo y seguro en tu cama", dijo Hamilton.

"Espero no volver a darla por sentada".

En cuanto a los daños sufridos en su casa, Hamilton dice que su compañía de seguros hará una revisión para ver si los agujeros del techo causados por los desechos espaciales están cubiertos. Evidentemente, la compañía nunca había tenido una reclamación como ésta.

En cuanto a Hamilton, no tiene planes de dedicarse a la astrología o a la observación de las estrellas después de su encuentro.

"Creo que es suficiente para toda la vida", dijo.