Por primera vez, se ha logrado trasplantar con éxito un corazón de cerdo modificado genéticamente a un ser humano en Estados Unidos en una cirugía calificada de "histórica" por la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland.
primera vez,trasplantan,éxito,corazón,cerdo,hombre,EE.UU.
"Este trasplante de órganos ha demostrado por primera vez que un corazón animal modificado genéticamente puede funcionar como un corazón humano sin un rechazo inmediato por parte del cuerpo", ha detallado la institución encargada de la operación en un comunicado.

El paciente, David Bennet, de 57 años y residente en Maryland, fue operado hace tres días en el Centro Médico de dicha universidad tras sufrir una arritmia y se encuentra bajo vigilancia médica en buen estado de salud.

Según la institución, el trasplante de un corazón de cerdo "era la única opción disponible para el paciente", ya que varios hospitales habían descartado la posibilidad de hacerle un trasplante convencional.

"Era morir o hacer este trasplante. Quiero vivir. Sé que es un tiro en la oscuridad, pero es mi última opción", dijo el paciente, según recoge la nota de la Universidad de Maryland. "Estoy deseando salir de la cama una vez que me haya recuperado", añadió Bennett, que ha pasado los últimos meses postrado en una cama y conectado a una máquina que le mantenía con vida.

La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos autorizó en vísperas de Año Nuevo la operación de Bennet que fue informado de los riesgos de la operación, al tratarse de una técnica todavía experimental.

Cautela y optimismo ante esta nueva "opción vital"

"Ha sido una cirugía revolucionaria y nos acerca un paso más a la solución de la crisis de escasez de órganos. No hay suficientes corazones humanos de donantes disponibles para cumplir con la larga lista de receptores potenciales", ha señalado Bartley Griffith, doctor encargado de esta intervención quirúrgica.

"Procedemos con cautela, pero también somos optimistas de que esta primicia mundial proporcionará una nueva opción vital para los pacientes en el futuro", ha añadido el cirujano.

El corazón de cerdo trasplantado se almacenó en una máquina antes de la operación y el equipo también utilizó un nuevo medicamento experimental de Kiniksa Pharmaceuticals, además de los fármacos antirrechazo habituales, para suprimir el sistema inmunitario y evitar que el cuerpo rechazara el órgano.

Alrededor de 110.000 estadounidenses esperan actualmente un trasplante de órganos, y más de 6.000 pacientes mueren cada año antes de recibir uno, según datos oficiales citados por la universidad.

Un hospital de Nueva York consiguió en octubre pasado trasplantar temporalmente el riñón de un cerdo genéticamente modificado a un cuerpo humano, otro éxito que, al igual que el conocido este lunes, puede llevar en un futuro a que no se necesite la donación de órganos de un fallecido para salvar la vida de otra persona.