Esta espectacular bola de fuego cruzó el cielo nocturno en la noche del 9 de enero, a las 1:18 (hora local peninsular española). Fue tan brillante, que por un instante transformó la noche en día. Debido a su alta luminosidad, superior a la de la Luna llena, pudo ser vista desde la mayor parte del país.
meteoro,bola,bowling,explota,energía,200 kilos,TNT
© pixabay.com
Imagen ilustrativa
Este bólido pudo ser observado también por algunos testigos que se hicieron eco del fenómeno en redes sociales.


El evento ha sido analizado por el investigador responsable del proyecto SMART, el astrofísico José María Madiedo del Instituto de Astrofísica de Andalucía IAA-CSIC. Este análisis ha permitido determinar que la roca que originó este fenómeno entró en la atmósfera terrestre a una velocidad de unos 150 mil kilómetros por hora y procedía de un cometa. Estas rocas que se cruzan con la órbita de la Tierra reciben el nombre de "meteoroides". El brusco rozamiento con la atmósfera a esta enorme velocidad hizo que la roca (el meteoroide) se volviese incandescente, generándose así una bola de fuego que se inició a una altitud de unos 104 km sobre el oeste de la provinicia de Málaga, casi sobre la vertical de la localidad de Montecorto .Desde allí avanzó en dirección noroeste, atravesó el noreste de la provincia de Cádiz y continuó hasta la provincia de Sevilla. Finalmente se extinguió a una altitud de unos 31 km sobre esta última provincia, casi sobre la vertical de la localidad de Marchena. La bola de fuego recorrió una distancia total en la atmósfera de unos 100 km. Mostró varias explosiones a lo largo de su trayectoria como consecuencia de la fragmentación brusca de la roca que la produjo.

Esta bola de fuego ha sido registrada por los detectores del proyecto SMART desde las estaciones de detección ubicadas en Calar Alto, Sierra Nevada, Sevilla, La Sagra (Granada), Huelva, El Aljarafe y La Hita (Toledo). SMART es un proyecto que desarrolla la Red de Bólidos y Meteoros del Suroeste de Europa (Red SWEMN). Se trata de una red de investigación coordinada desde el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC). La Red SWEMN tiene como objetivo monitorizar continuamente el cielo con el fin de registrar y estudiar el impacto contra la atmósfera terrestre de rocas procedentes de distintos objetos del Sistema Solar.