Traducido por el equipo de Sott.net

Un nuevo e innovador libro de Routledge, escrito por el célebre biblista Russell Gmirkin, propone que la noción judía de un Dios de la Creación cósmico y eterno apareció por primera vez en el Génesis 1 hacia el año 270 a.C., basándose en el relato de la creación del cosmos en el Timeo de Platón.
Plato’s Timaeus and the Biblical Creation Accounts gmirkin

El Timeo de Platón y los relatos bíblicos de la creación
Este nuevo libro se basa en una investigación anterior de Gmirkin, quien ha argumentado que los cinco libros de Moisés fueron escritos alrededor del año 270 a.C. en Alejandría, Egipto, utilizando varias fuentes griegas encontradas en la Gran Biblioteca, incluyendo los escritos de Platón. En el Timeo de Platón y los relatos bíblicos de la creación: Monoteísmo cósmico y politeísmo terrestre en la historia primordial, Gmirkin argumenta:

  • Que el "Primer Relato de la Creación" del Génesis 1 muestra una dependencia sistemática del relato de Platón sobre la creación del cosmos por el Demiurgo o Artesano eterno, la deidad cósmica de Platón presente en los albores del tiempo.
  • Que el "Segundo Relato de la Creación" del Génesis 2-3 muestra paralelismos sistemáticos con el relato de Platón sobre la creación de la vida mortal por parte de la descendencia del Demiurgo, los dioses y diosas griegos tradicionales que viven en la tierra.
  • Que la figura de Yahvé en el Génesis no era el Elohim creador del Génesis 1, sino uno de los muchos "hijos de Dios" que habitaban la tierra.
  • Que la historia de los "hijos de Dios" que se casan con hermosas hijas de los hombres y tienen una descendencia heroica y gigantesca en el Génesis 6 se basó directamente en el Critias de Platón, la secuela del Timeo.
  • Que la posterior corrupción de esta noble línea y su destrucción por el terremoto y el diluvio en el Génesis también se basó en el Critias de Platón.
  • Que Yahvé sólo fue elevado al estatus cósmico como único dios digno de adoración en el Éxodo-Josué por su posterior identificación con el Creador en los Diez Mandamientos.
Russell Gmirkin, erudito bíblico y conferenciante que vive en Portland, Oregón, ha escrito ampliamente sobre el uso bíblico de las fuentes griegas de la Gran Biblioteca de Alejandría. En su libro de 2006 Beroso y el Génesis, Manetón y el Éxodo, Gmirkin presentó pruebas de que los Libros de Moisés fueron escritos por eruditos judíos alrededor del año 270 a.C. en la Gran Biblioteca de Alejandría en Egipto, utilizando varias fuentes históricas griegas encontradas allí. El libro de Gmirkin de 2017, Platón y la creación de la Biblia hebrea, identificó los escritos de Platón como la más importante de estas fuentes griegas y la inspiración para el monoteísmo judío, la teocracia y las leyes divinas. Este libro fue el primero en comparar sistemáticamente las leyes bíblicas, griegas y del Antiguo Oriente Próximo, mostrando que las leyes y la constitución mosaicas a menudo se parecen más a las de Atenas y a las de las Leyes de Platón en particular.
Se puede obtener más información sobre el Timeo de Platón y los relatos bíblicos de la creación en RussellGmirkin.com y Routledge.com/Platos-Timaeus-and-the-Biblical-Creation-Accounts-Cosmic-Monotheism. Para programar una entrevista con el autor Russell Gmirkin, envíe un correo electrónico a RUSSELLGMIRKIN@Yahoo.com (mejor) o llame al 503/442-5007.