El objeto espacial elegido para el experimento es Dimorphos, el satélite orbital de Didymos, un asteroide de aproximadamente 800 metros de diámetro.
asteroide
© NASA / Laboratorio de Física APlicada de Johns Hopkins / Steve Gribben
Ilustración de la nave espacial DART de la NASA antes del impacto con el asteroide Dimorphos.
El próximo 26 de septiembre tendrá lugar un acontecimiento histórico cuando una nave de la NASA impacte contra un asteroide por primera vez en la historia, con el objetivo de probar un sistema de protección planetaria en caso de peligro inminente de colisión de un asteroide en el futuro.

La agencia espacial explicó en un reciente comunicado que esta acción forma parte de la misión Prueba de Redireccionamiento de Asteroide Doble (DART, por sus siglas en inglés), un sistema pionero en el mundo que busca proteger la Tierra.

"Esta prueba demostrará que una nave espacial puede navegar de forma autónoma hacia un asteroide y colisionar con él intencionalmente para cambiar el desplazamiento de dicho objeto de forma que se pueda medir con telescopios terrestres", señala la NASA. "DART proporcionará datos importantes para ayudar a prepararse mejor para un asteroide que pueda suponer un peligro de impacto para la Tierra, si alguna vez se descubre uno".

El objeto espacial elegido para el experimento es Dimorphos, el satélite orbital de Didymos, un asteroide de aproximadamente 800 metros de diámetro. Ninguna de estas rocas constituye un peligro para nuestro planeta, por lo que, incluso si la misión de desviar a Dimorphos falla, no pasará nada grave. La idea es que DART se estrelle contra Dimorphos simplemente para medir la eficacia del sistema, las consecuencias del impacto y cualquier cambio en la órbita de Didymos.

La NASA ya ha publicado el calendario de eventos previos a la colisión y el itinerario de la misión, que comenzará el 12 de septiembre.