Traducido por el equipo de Sott.net

El presidente filipino Ferdinand Marcos Jr. dijo el miércoles que su país podría tener que recurrir a Rusia para satisfacer sus necesidades de combustible en medio del aumento de los precios mundiales de la energía, desafiando la presión de los aliados occidentales para que los países eviten a Moscú.
Ferdinand Romualdez Marcos
© REUTERS/Leah Millis
El presidente de Filipinas, Ferdinand Romualdez Marcos, Jr., participa en una reunión bilateral con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en Nueva York, el 22 de septiembre de 2022.
En declaraciones al Club de Prensa de Ultramar de Manila, Marcos, que también es ministro de Agricultura, dijo que Filipinas también podría tratar con Rusia para el suministro de fertilizantes.

"Tenemos una visión muy equilibrada, porque la verdad es que puede que tengamos que tratar con Rusia para el combustible y los fertilizantes", dijo Marcos.

Filipinas, al igual que muchos otros países, se enfrenta a una inflación creciente, debido a los problemas de abastecimiento que ha provocado la invasión rusa de Ucrania. Filipinas, aliada de Estados Unidos en materia de defensa, no ha impuesto ninguna sanción a Rusia.

Marcos, hijo y homónimo del derrocado hombre fuerte que gobernó Filipinas durante dos décadas, también dijo que quería que su país desempeñara un papel clave en la promoción de la paz regional, en medio de los desafíos que plantean Corea del Norte y las tensiones entre China y Taiwán.

"Esperamos ser parte del liderazgo, los que dirigen el esfuerzo por la paz", dijo.

Dijo que propondría un nuevo enfoque de la crisis de Myanmar en una próxima reunión de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) en noviembre, que podría implicar un compromiso directo con el gobierno militar.

La junta gobernante de Myanmar ha sido excluida de las cumbres regionales por no haber aplicado un plan de paz de cinco puntos que acordó con la ASEAN en abril del año pasado, después de que estallara una violenta agitación en el país tras un golpe militar.

Los generales se han mostrado indignados por la inusual dureza de la ASEAN y han manifestado su intención de cumplir su plan, pero no aceptarán su llamamiento a dialogar con un movimiento de resistencia prodemocrático que califican de "terrorista".

"Es hora de reunir, de presentar algunas propuestas concretas sobre lo que podemos hacer para, al menos, traer a la mesa a los representantes del gobierno militar para que podamos empezar a hablar de estas cosas", dijo Marcos.

El miércoles, Camboya, actual presidente de la ASEAN, confirmó a Reuters que se había enviado una petición al Consejo Administrativo del Estado, como se conoce a la junta, para que nombrara a una figura no política que representara a Myanmar en las próximas cumbres de líderes.

"Una vez más, el CAE se ha negado a enviar a nadie a las cumbres", dijo el portavoz de Exteriores de Camboya, Chum Sounry.