Imagen
© Desconocido
Louis Sarkozy, hijo del presidente francés, le generó un problema a su padre
El presidente francés tuvo que pedir disculpas a una mujer policía después de que su hijo de 15 años le lanzara un tomate desde los muros del palacio presidencial de Eliseo, informó la prensa francesa.

Louis, el hijo de 15 años del presidente francés, Nicolás Sarkozy, y su ex mujer Cecilia Ciganer; se divirtió el jueves pasado el el palacio gubernamental arrojando tomates y bolas de papel a una agente policial y este lunes su padre le pidió disculpas a la damnificada.

La mujer policía estaba en la calle atribulada por cuestiones de su trabajo, cuando un tomate la golpeó en la mejilla.

Tras el incidente, la oficial de policía cruzó la calle y les preguntó a los gendarmes que custodian las puertas del Palacio del Elíseo, de dónde procedían los 'disparos'. Lejos de encubrir al menor de la familia del presidente, los agentes denunciaron de inmediato a Louis Sarkozy y a sus compinches.

Aunque desde el Eliseo se negaron a comentar el incidente, se supo que el propio Nicolás Sarkozy se reunió con la agente alcanzada por el tomatazo de su hijo y se disculpó por ese comportamiento.

El presidente galo se encuentra en plena campaña electoral y las encuestas reflejan que la reelección está amenazada por la respuesta popular que genera el candidato socialista, Francois Hollande. Más inoportuno no pudo ser la travesura del vástago del jefe del gobierno francés.

Nicolas Sarkozy se divorció de la madre de Louis en 2007, poco después de ser elegido como presidente. Unos años más tarde contrajo matrimonio con la modelo Carla Bruni con la que tuvo una niña, Giulia, el año pasado.

El presidente francés también tiene dos hijos mayores fruto de su primer matrimonio con Marie-Dominique Culioli.