Imagen

Gordon Duff, editor principal de Veterans Today.
El ejército de EE. UU. está "mintiendo" en torno al reciente tiroteo en Afanistán que dejó 17 civiles muertos, la mayoría mujeres y niños, dijo Gordon Duff, editor principal de Veterans Today.

"Todo lo que sabemos a ciencia cierta y lo sabemos con seguridad es que todo lo que hemos oído del ejército ha sido una mentira", afirmó Duff.

En una entrevista con PressTV, Duff argumentó que el número de soldados que cometieron el crimen es más de uno - a pesar de las afirmaciones previas del ejército de EE. UU. de que "solo un soldado estadounidense" estuvo involucrado en los asesinatos.

Funcionarios afganos dicen que los civiles, incluyendo a nueve niños, fueron asesinados a tiros en la provincia de Kandahar el domingo, en una masacre que testigos dijeron fue llevada a cabo por soldados estadounidenses quienes se "reían y parecían borrachos".

Duff insiste que la nueva evidencia muestra que los involucrados "no estaban borrachos". Expresó que ellos tenían "el permiso" para dejar su base y utilizar un vehículo para manejar "dos millas" para llegar a la aldea donde el fatal tiroteo se llevó a cabo. "Ellos no podrían haber salido de la base sin el permiso del oficial al mando".

Duff añadió que "Ningún vehículo podría salir por la pueta de una instalación estadounidense sin el permiso de un oficial luego de la medianoche a menos que fuese en una acción militar autorizada".

También dijo que los soldados hasta llevaron suficientes "latas de gasolina" que utilizaron pra quemar los cuerpos.

Aldeanos afganos dijeron al diario The New York Times que los soldados reunieron 11 cuerpos, incluyendo a cuatro niñas menores de 6 años, y les prendieron fuego.