Ola de calor en Reino Unido
© Vanguardia/EFE
La ola de calor que sacude el Reino Unido desde hace una semana podría haber cobrado hasta el momento 760 muertos; se teme que podrían superarse pronto las 2 mil muertes, según estimaciones del diario "The Times" y de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

El trópico se ha instalado efectivamente en la capital británica, que el miércoles registró la temperatura récord del año, con 32 grados con humedad, por delante de Madrid, Atenas, Roma y otras capitales del sur de Europa.

Estamos en el mes de julio más seco hasta fecha en Inglaterra y Gales desde 1776, y todo hace pensar que las altas presiones seguirán hasta finales de mes. Las autoridades han decretado un nivel de alerta tres, a un paso de la situación de "emergencia nacional".

El pasado fin de semana en Gales, murieron dos soldados durante unas maniobras por el calor extremo. Si no cambian las previsiones, se teme que podrían superarse pronto las dos mil muertes en el Reino Unido achacadas a la elevadas temperaturas durante la ola de calor del 2003, que se cobró 15 mil víctimas en Francia.

La presencia de trabajadores descamisados en St. James Park o en las orillas de la serpiente de Hyde Park, son ya una escena habitual en este verano en el que las sombrillas han desplazado definitivamente los paraguas. El Ayuntamiento de Londres ha recomendado a los vecinos y turistas que no se expongan directamente al sol entre las once de la mañana y las tres de la tarde.