La muerte de un conductor a causa del temporal que afectan al oeste de Alemania elevó hoy a tres el número de víctimas mortales tras tres días de fuertes tormentas en varios estados del país.
Imagen
© Henning Kaiser / EFE
Los restos del techo de un edificio destrozado por varios árboles tras el paso de la tormenta en Neuss, Alemania, que han causado ya seis muertos y diversos daños materiales.
Las intensas precipitaciones, acompañadas de un gran aparato eléctrico y granizos locales, han afectado asimismo al tráfico terrestre y aéreo, provocando cortes de carreteras, atascos y la cancelación de rutas aéreas y ferroviarias, principalmente en los "Länder" de Baden-Württemberg, Hesse, Renania del Norte-Westfalia, Renania-Palatinado y Baja Sajonia.

Dos de los fallecidos por el temporal eran conductores que fueron sorprendidos por las tormentas en la carretera -uno de ellos en la autopista A1- y el agua arrastró a sus vehículos de la calzada, informó hoy la cadena pública de televisión "ARD".

La tercera víctima, un hombre de 76 años, murió ahogado en el sótano inundado de su vivienda el lunes por la noche, en la ciudad de Münster (noroeste).

En el aeropuerto de Fráncfort, el de mayor tráfico de Alemania, se cancelaron esta mañana a causa del temporal 24 vuelos, después de que ayer por la tarde se anularan 92 rutas, según indicó hoy la operadora de las instalaciones, Fraport.

Los trenes regionales se han suspendido temporalmente en varios puntos, como en los alrededores de las localidades de Münster y Rheine, según la mayor operadora ferroviaria del país, la Deutsche Bahn.

El Servicio Meteorológico Alemán (DWD) prevé que el temporal se desplace hoy hacia el este y noreste del país, donde se esperan "fuertes tormentas" y "aguaceros" de carácter local, para dar paso, el jueves y viernes, a un panorama más estable.