Fueron apenas unos pocos minutos, pero la fuerte tormenta que atravesó ayer el territorio alavés dejó innumerable daños en la ciudad. En Vitoria, las consecuencias de la granizada fueron espectaculares. El barrio de Larrein quedó prácticamente incomunicado, pues todos los pasos subterráneos que sortean la vía del tren, menos uno, quedaron inundados. También se cortaron al tráfico los pasos de San Antonio, Bulevar de Salburua y Arkaiate, así como el de Jacinto Benavente, por donde el agua discurría como si de un río en plena crecida se tratara. Prácticamente hasta las 21.00 horas no pudo restablecerse el tráfico en estas zonas.
granizo España
© Noticias de Ávala
La granizada provoco inundaciones en Vitoria.
En la Avenida de Gasteiz los semáforos dejaron de funcionar, en Arkaia los campos quedaron destrozados por el granizo, y en muchas zonas de la ciudad parecía que había caído una nevada.

En el centro de la capital alavesa, una arqueta reventó en la calle Herrería y los dueños de varios comercios tuvieron que ponerse a achicar agua de sus establecimientos, mientras que en el recinto de las txosnas, preparadas para iniciar las fiestas en apenas cuarenta y ocho horas, los daños fueron cuantiosos. Los efectos de la tormenta llegaron hasta la escenografía del Pregón, que también hubo de ser modificado al quedar completamente empapado el escenario y la instalación eléctrica.

A muchos conductores la tormenta les pilló en zonas bajas de la ciudad y sus vehículos quedaron atrapados en el agua, los contenedores flotaban por la vía pública y los bomberos reportaron más de una veintena de salidas prácticamente simultáneas.

Daños que también se extendieron a los cultivos, algunos de ellos a punto de ser cosechados, de las zonas agrícolas próximas a Gasteiz que ahora deberán ser cuantificados. Según Euskalmet, la tormenta descargó en Subijana 5,7 litros por metro cuadrado en apenas diez minutos. En la estación de Arkaute se recogieron en diez minutos 16,5 litros por metro cuadrado. Luego avanzó hacia Dulantzi, donde los pluviómetros de Euskalmet registraron 17,8 litros por metro cuadrado en diez minutos. Y a primera hora de la noche, otra tormenta avanzaba en los radares de Euskalmet hacia Araba desde el suroeste.

Un hombre desaparecido

Al mismo tiempo que la tormenta descargaba en Vitoria, sobre las 18.30 horas, una persona desapareció en el embalse de Ullíbarri-Gamboa tras hundirse la embarcación en la que navegaba, aunque desde el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco no se pudo confirmar si el suceso se produjo como consecuencia de las condiciones meteorológicas.

Según informa Efe, los socorristas de Landa dieron aviso a la Ertzaintza del accidente sufrido por el navegante y rápidamente los servicios de emergencias se desplazaron al pantano para tratar de dar con esta persona, pero al cierre de esta edición los buzos y el helicóptero de la Ertzaintza aún no la habían localizado.