Imagen
© Bloomberg
El primer ministro húngaro, Viktor Orban.
El primer ministro húngaro, Viktor Orban, cree que la Unión Europea "se ha pegado un tiro en el pie" al sancionar a Rusia por su injerencia en el conflicto ucraniano, por lo que ha instado a sus colegas europeos a revisar su postura.
"La política de sanciones de Occidente es una consecuencia necesaria de lo que han hecho los rusos, pero nos está haciendo más daño a nosotros que a Rusia. Es lo que se llama pegarse un tiro en el pie", ha dicho en una entrevista radiofónica.
"La UE no solamente debería compensar a los productores de alguna manera, ya sean húngaros, polacos, eslovacos o griegos, sino reconsiderar toda la política de sanciones", ha añadido el jefe de Gobierno.
Orban se ha referido así a la decisión del Kremlin de vetar todas las importaciones de productos agroalimentarios de la UE, Estados Unidos, Canadá, Australia y Noruega en respuesta a las medidas punitivas.

Los Veintiocho discutirán este viernes la posibilidad de recurrir el veto ruso a las exportaciones agroalimentarias europeas ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), según ha avanzado una fuente europea de alto nivel.

La UE descarta por ahora "una nueva ronda de sanciones económicas" contra Moscú en respuesta a sus sanciones contra el sector agroalimentario porque "es un poco prematuro", dado que antes hay que "evaluar" el impacto exacto de estas sanciones.