El Gobierno francés ha informado este miércoles de que la situación en Ucrania, tachada de "grave", hace que no se reúnan las condiciones para la entrega a Rusia del primero de los dos portahelicópteros franceses Mistral pactados, que estaba prevista para octubre.

Navío Mistral
© AFP
El buque de guerra Vladivostok en el oeste de Francia.
Según informa la agencia Reuters la respuesta rusa no se ha hecho esperar ya que el ministro de Defensa ha dicho que la decisión de suspender la entrega del portahelicópteros, no dañará su modernización militar, informa la agencia Itar-Tass.

"Aunque no son buenas noticias y añade tensión a las relaciones con nuestros colegas franceses, la cancelación de estos contratos no es una tragedia", ha dicho Yuri Borisov.

Francia ha "escuchado la presión de la comunidad internacional" y ha suspendido "hasta noviembre" la entrega del primer buque de guerra Mistral a Rusia, ha dicho una fuente diplomática francesa. "La decisión fue tomada a principios de esta semana. Durante este periodo de tiempo veremos si hay consecuencias financieras".

El comunicado difundido por la sede de la presidencia gala precisó que "las acciones emprendidas recientemente por Rusia en el este de Ucrania" son contrarias "a los fundamentos de la seguridad en Europa".


Comentario: ¿A qué se refieren exactamente? ¿A la ayuda humanitaria que Rusia ha envíado a Lugansk?


Presión por las sanciones a Rusia

Hollande, según esa nota, "constató que, pese a la perspectiva de un alto el fuego que debe ser confirmado y aplicado", no se reúnen las condiciones para que Francia entregue ese primer navío de guerra.


Comentario: En todo caso le deberían exigir dicho "alto el fuego" al gobierno de Ucrania. Rusia desmiente que Putin acordara un alto el fuego ya que no es parte del conflicto armado


Los Mistral, de 199 metros de eslora y 32 de manga, tienen un desplazamiento máximo de 32.300 toneladas, desarrollan una velocidad de hasta 18,8 nudos y pueden recibir hasta 16 helicópteros, unos 50 vehículos militares y medio millar de soldados.

Rusia se comprometió a pagar 1.200 millones de euros (1.659 millones de dólares) por los dos portahelicópteros en el marco del programa de modernización de sus Fuerzas Armadas.

El país ingresó en 2012 el primer pago para la compra de esos navíos, que generó inquietud entre los países bálticos y Polonia ante el temor de que amenazaran su seguridad, y hasta el momento ya ha cerrado dos tercios del monto. El comunicado del Elíseo hizo mención solamente a la entrega de los navíos, pero no a la anulación del contrato.

El ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, afirmó el pasado 8 de junio que dicho acuerdo se firmó en 2011 y que, pese a la petición de Estados Unidos, que solicitó su congelación, "hay una regla que fija por la que hay que honrar los contratos".

Francia se vio presionada a anular el contrato después de que la Unión Europea aprobara sanciones económicas contra Rusia por su postura en la crisis de Ucrania.

Sin embargo, en un principio se consideraba que el suministro no peligraba porque el contrato se firmó en 2011 y las medidas no tenían carácter retroactivo. La entrega del primer buque, el "Vladivostok" estaba prevista para octubre, mientras el segundo estaba previsto para el próximo año.