La nieve y el clima helado barrieron partes de Europa este fin de semana, dejando varados a los conductores durante la noche en varios países de Europa, y miles de hogares sin electricidad en Gran Bretaña. La nieve también cubrió Francia, partes de Suiza, Croacia o el suroeste de Alemania, informa The Bismark Tribune
Imagen
© AFP/Jean-Pierre Clatot
Coches atascados por la nieve en el camino de Les Saisies en Saboya, Francia.
Muchos conductores en el Reino Unido se vieron obligados a abandonar sus coches o quedaron atrapados en sus vehículos durante horas después de quedar atascados en la nieve. Decenas de personas que viajaban de Sheffield a Londres pasaron la noche en una iglesia después de que su autobús quedara atrapado en la nieve.


Varios aeropuertos británicos (Liverpool y Leeds) tuvieron que cerrar el viernes, sus trabajadores han estado despejando la nieve de las pistas de aterrizaje durante el fin de semana. Miles de hogares se quedaron sin electricidad. Los pronósticos meteorológicos predicen más nieve en el Reino Unido, principalmente en el norte, pero la amenaza principal sigue siendo el hielo en las carreteras.

En Alemania, la nieve y el hielo también han complicado los desplazamientos por carreteras, provocando 20 kilómetros de atasco en la autopista A8, cerca de Stuttgart. Partes del sur y el oeste de Alemania registraron más de 10 centímetros de nieve y más de 20 centímetros han caído en las partes más altas del Bosque Negro alemán.
Imagen

Un hombre limpia la calle durante las nevadas en Wiesbaden, Alemania, el sábado 27 de diciembre de 2014. Las previsiones meteorológicas pronostican temperaturas más frías y nevadas para Alemania.
Junto con el Reino Unido, la peor parte de este temporal se lo ha llevado Francia. Atascos en muchas de las principales autopistas de Francia este sábado, con más de las tres cuartas partes del país bajo vigilancia por clima severo. En el norte, el puerto de Calais cerrado debido a las ráfagas de viento.

La nieve también llegó a los Alpes franceses, y aunque a priori parece una buena noticia debido a la poca nieve que ha caído desde el inicio de la temporada de esquí, se convirtió en una pesadilla para miles de vehículos que quedaron bloqueados sin posibilidad de alcanzar las montañas para acceder a las estaciones de esquí. Una persona falleció al caer su coche por un barranco.


Sólo 7.000 conductores de 36.000 esperados fueron capaces de llegar a su destino en Saboya, una de las regiones de los Alpes, de acuerdo con el Ministerio del Interior. Muchos de ellos han pasado la noche en sus coches y muchos otros en refugios habilitados de urgencia.
"Salimos ayer por la noche, dormimos en el coche en algún lugar de Francia. Íbamos a llegar a las 2 de la tarde, pero llegamos a las 7 y todos los hoteles estaban desbordados" Tot Turista para ABC.
Que la nieve y el frío hayan podido con las infraestructuras de la zona de Saboya, más que habituada al clima helado, nos da una idea del duro golpe que el frío polar ha asestado este fin de semana a Europa.

Y ahora la ola de frío baja a España y la Comunidad Valenciana amenazada con sufrir récords de frío y nieve en los últimos días del año. De momento, el fuerte viento ha provocado tres heridos en el centro de Valencia.

Y aún hay quién se atreve a seguir hablando de calentamiento global.