Dos personas murieron en un hospital de Los Ángeles tras infectarse con endoscopios contaminados con una peligrosa y resistente bacteria a la que podrían haber estado expuestos unos 180 pacientes, informan medios locales.
Imagen
© AP
Esta ilustración cedida por los Centros para el Control de Enfermedades muestra una imagen tridimensional de un grupo bacterias de Carbapenem-resistant Enterobacteriaceae.
El broteen el Ronald Reagan UCLA Medical Center de Los Ángeles es el último en una serie de casos similares ocurridos desde 2012 en hospitales de Pennsylvania, Illinois y el estado de Washington.

Al menos otros cinco pacientes del centro están infectados con la bacteria conocida como "CRE", resistente a los antibióticos y con una alta mortalidad.

Si la infección se extiende al sistema circulatorio de una persona, la bacteria puede matar a un 40 ó 50 por ciento de los pacientes.

El hospital descubrió el brote el pasado mes mientras examinaba a un paciente y esta semana comenzó a notificar a las otras 179 que fueron tratadas entre octubre y enero para que acudan al centro a hacerse pruebas.

Los endoscopios contaminados con la bacteria son especializados y se insertan por la garganta para tratar cánceres, piedras biliares y otras enfermedades del sistema digestivo.